Se trata de una nueva herramienta basada en la audiodescripción de las imágenes y gestos que utiliza el profesor en sus clases. El objetivo es permitir que los alumnos con discapacidad visual puedan seguir las sesiones como el resto de los compañeros. El sistema ha sido ideado por investigadores del departamento de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada y combina elementos orales y táctiles.

Además, también puede aplicarse en las audioguías de los museos. De momento, el sistema ya ha sido aplicado en las clases de Anatomía, en las que el profesor ha ido explicando las imágenes al tiempo que señalaba las partes que mencionaba en el cuerpo del alumno o sobre un esqueleto.