Más de 34.000 estudiantes de secundaria zaragozanos iniciaron ayer el curso y los institutos ya empiezan a temer problemas de saturación. Según los responsables de los centros, este año será «muy difícil» respetar las ratios, debido al incremento del número de alumnos y la falta de nuevas instalaciones.

Muchos institutos, según sus directores, empiezan con las aulas más llenas de lo que las tenían a final de curso. Aunque todavía no se superan las ratios legales (el máximo permitido son 30 alumnos por aula), buena parte de las clases tienen ya entre 27 y 29 estudiantes.

Las aulas más llenas son las de 1º y 2º de secundaria

Las aulas más congestionadas son las de 1º y 2º de ESO, sobre todo en los institutos del Actur, Almozara y Centro. «Tenemos clases con 30 alumnos. Este año nos vamos a quedar cortos de espacio», señala el jefe de estudios de un centro del Actur.

Nuevas instalaciones

La inauguración del instituto Azucarera, en la Margen Izquierda, y la ampliación del Santiago Hernández, en la avenida de Navarra, son insuficientes para atender en las mejores condiciones la demanda de este curso, según los sindicatos. La falta de espacio empeorará con los alumnos que se matriculan fuera de plazo durante todo el año.

«Cada vez hay más chicos en las aulas. La situación ya es escandalosa, pero el curso no ha hecho más que empezar», señala Manuel Zamarreño, del sindicato STEA.

Este sindicato denunció a finales del curso pasado que una de cada cinco aulas de secundaria en los institutos públicos zaragozanos estaban por encima de su capacidad.

Nueva Ley de Educación Aragonesa

Borrador. La consejera Eva Almunia aseguró ayer que el borrador de la Ley de Educación Aragonesa estará listo en seis meses.

Objetivos. Garantizar el personal necesario para los centros y la gratuidad de los libros de texto, también en infantil, entre otras cuestiones.

Idiomas. La primera lengua extranjera se implantará a los tres años, la segunda a los diez y la tercera será voluntaria.