Pierre Moscovici
El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici (d), y el vicepresidente de la CE para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis, durante la rueda de prensa en Bruselas. EFE/OLIVIER HOSLET

La Comisión Europea (CE) ha decidido este miércoles retrasar hasta julio la posible sanción a España por haber incumplido sus objetivos de reducción del déficit en 2015. Además, permite aplazar un año la rebaja por debajo del 3% de desajuste presupuestario en el país, para lo que especifica unas recomendaciones que deberá cumplir el Gobierno salido de las urnas el 26-J.

El nuevo objetivo que Bruselas marca a España es cerrar 2016 con un desvío del 3,7% en sus cuentas públicas (una décima más de lo previsto por España) y acabar 2017 con un desfase del 2,5% (cuatro décimas más exigente que el objetivo actual del Gobierno). El plazo para bajar del déficit máximo del 3% que fija el Plan de Estabilidad y Crecimiento de la UE, será por lo tanto un año adicional: hasta 2017.

"La recomendación de déficit para España dejó de ser realista, por eso proponemos plazos nuevos", ha explicado en rueda de prensa Pierre Moscovici, el comisario de Asuntos Económicos, tras recordar que nuestro país cerró 2015 con un déficit del 5% del PIB  frente al 4,2% exigido por sus socios europeos, lejos del 2,8% comprometido para 2016. El nuevo plazo conlleva una serie de propuestas de la Comisión. La principal, el ajuste de 8.100 millones en los próximos dos ejercicios: una mejora estructural del 0,25% del PIB en 2016 y del 0,5% en 2017, para dejar el déficit en el 2,5%.

España ha acometido ajustes importantes desde el comienzo de la crisis

La Comisión también recomienda a España mejorar la integración laboral en 2016 y 2017 a través de "tutorías personalizadas" y la mayor "efectividad de los programas formativos". Además, pide aumentar las competencias de los servicios regionales de empleo y mejor su "coordinación con los servicios sociales" para mejorar las condiciones de vida de las personas con bajos ingresos.

Finalmente, Bruselas aconseja incentivar la cooperación entre las empresas y la universidad para la investigación, incrementando la financiación a aquellas que tengan mejores resultados.

Las posibles sanciones, a principios de julio

La Comisión Europea propone "monitorizar" de nuevo la situación en julio para implementar el procedimiento de déficit excesivo, en el que está inmerso España y que según el Art.126 del Tratado de la Unión Europea, contempla el establecimiento de sanciones para los países incumplidores.

"España ha acometido ajustes importantes desde el comienzo de la crisis", ha reconocido Moscovici, que considera que "no es el momento correcto ni económico ni político" para hablar de sanciones. "Es cierto que va a haber elecciones en España el 26 de junio y que no tenemos un gobierno ante nosotros que pueda tomar las medidas que sean necesarias", dijo.

Juncker (del Partido Popular Europeo) optaba por dejar una posible sanción hasta después del 26-J, como ha sucedidoEl propio presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker (del Partido Popular Europeo) optaba por dejar una posible sanción hasta después de los comicios, como ha sucedido. "A principios de julio tendremos que volver a plantearnos esta cuestión", ha dicho Moscovici, quien sin embargo se ha reafirmado en "la voluntad rigurosa de la Comisión Europea de hacer respetar las reglas".

De darse este paso en julio hacia la sanción, España (y también Portugal) sería el primer socio en ser penalizados por incumplir sus compromisos de disciplina fiscal, lo que podría llevar a la imposición de una multa equivalente al 0,2% del PIB de cada país, unos 2.000 millones en el caso español.

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, tras conocer el dictamen de Bruselas, ha considerado que el tema de la multa "no es relevante en estos momentos" y se ha mostrado convencido de que la CE al final no sancionará a España.

Moscovici ha asegurado que la decisión de dar un año a España —y no dos como recibió Francia— tiene que ver con los cálculos que maneja la Comisión, para "mantener la presión suficiente".  "No ha habido un debate político sobre el hecho de uno o dos años, siempre son las cifras y las reglas las que nos motivan", dijo.

España, junto a Croacia, Grecia, Reino Unido, Portugal y Francia, se mantienen en programas de déficit excesivo. En el caso de España, en una categoría de "desequilibrio" no excesivo. Tres países, Irlanda, Chipre y Eslovenia, han salido este semestre del programa.

"¿Rajoy? Si España cumple, puede asumir cualquier decisión tributaria"

Horas antes de conocer una posible sanción al país por exceso de déficit, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, sorprendió en una entrevista publicada en el diario británico Financial Times  al decir que evaluaría bajar impuestos si es reelegido en las elecciones generales del 26 de junio. Una decisión que dificultaría aún más el cumplimiento del déficit.

Pedro Sánchez: "Rajoy deja el país con más deuda, mas déficit y también una multa""Si España cumple con el objetivo de déficit, podrá asumir las decisiones que quiera tomar sobre cuestiones tributarias", ha explicado el vicepresidente de la Comisión, el letón Valdis Dombrovskis.

Fuentes del Gobierno en funciones de España ha considerado este mismo miércoles que la decisión de Bruselas de dar un año de margen a España para que sitúe por debajo del 3% del PIB el déficit público es consecuencia de la "credibilidad" que se ha ganado el país gracias a las reformas económicas que se han ido poniendo en marcha. 

El secretario general del PSOE y candidato a la presidencia, Pedro Sánchez, acusa por su parte a Rajoy de incumplir sus promesas y dejar al país "con más deuda, mas déficit y también una multa" que deberán pagar todos los españoles. "Miente, como siempre", apunta Sánchez sobre la entrevista con el  Financial Times de Rajoy y la posibilidad de una rebaja fiscal si es reelegido.