Pareja robada
Joaquín Zúñiga y su mujer. (FOTO:TORRES) TORRES

Un mal momento lo tiene cualquiera. Y esto es lo que la pasó a la persona que le robó 500 euros a Joaquín Zúñiga y a su mujer. La pareja, que vive Granada, estaba de viaje de trabajo en Almería y se dejaron, creen que olvidada, en una cafetería una carpeta con toda la documentación de la compra de una nueva casa en Churriana de la Vega. "Los papeles de la vivienda, la documentación del banco, las cartillas de ahorro con los números clave apuntados en un papel... Todo", afirma Zúñiga.

No echaron en falta los papeles hasta dos días después
El matrimonio, que estaba en plena mudanza, no echó en falta los papeles hasta dos días después, justo cuando recibieron la llamada de una joven. La persona que estaba al otro lado del teléfono, dice Joaquín, "
tenía mucho miedo y sólo quería saber si habíamos perdido una carpeta. Nos dijo que la había encontrado tirada cerca de un contenedor y que quería quedar con nosotros para devolvernos las cosas y un dinero que nos había sacado del banco".

La pareja comprobó entonces que le habían sustraído 500 euros de su cuenta bancaria. "Aún no nos creemos que después de robarnos el dinero (podría haber sacado hasta 4.000 euros) nos llamara para pedir perdón y darnos los euros en mano". La ladrona ocasional había tenido un mal momento.

Situación de necesidad

"Nos encontramos en un bar de Almería capital -relata Joaquín- con una chica joven que tenía un niño de corta edad y a la que le hacía falta el dinero". Sin embargo, no era una delincuente y cuando llegó a casa tras sacar el dinero del banco empezó a pensar lo que había hecho y no pudo dormir, se lo contó a su pareja y juntos decidieron que lo mejor era devolverlo todo. "Aún no nos lo creemos, pero estas cosas pasan -dice Zúñiga-. Le dimos las gracias y hemos pensado no perder el contacto con ella, si otro se hubiera encontrado la carpeta ahora no tendríamos nada".