La dirección general de Inmigración de la Comunidad expresó hoy su preocupación por "la llegada continua" de pateras con inmigrantes a las costas de la Región, y solicitó que el sistema de control de fronteras por radares que se instaló en parte de la costa andaluza se amplíe a Murcia.


El director general de Inmigración, Leopoldo Navarro, dijo que lo que está ocurriendo este verano en Cartagena es consecuencia de la falta de medios de la Administración central en el control de la costa murciana.

Navarro aseguró que desde el Gobierno regional se ha expresado a la Delegación del Gobierno su disposición a colaborar en la atención humanitaria que requieran los inmigrantes, y recordó que el control de fronteras y las competencias de extranjería son exclusivas de la Administración del Estado.

Leopoldo Navarro afirmó que es "impensable" que las pateras puedan hacer el recorrido completo desde Argelia, de unas 130 millas, y habló de bandas organizadas y barcos nodriza que dejan las pateras a unas 40 millas de la costa de la Región.

La dirección general de Inmigración de la Comunidad Autónoma considera "urgente", según Leopoldo Navarro, la puesta en marcha de un sistema de control de frontera en la costa de la Región de Murcia.