Los últimos casos de corrupción urbanística parecen haber pasado factura a la imagen que de la política municipal tienen los ciudadanos. Así, los ayuntamientos aparecen como la institución andaluza que peor valoramos en el último Estudio General de Opinión Pública de la región, realizada a partir de 3.200 entrevistas.

Se trata además de la primera vez que los consistorios ocupan este lugar en la clasificación, por debajo incluso del cinco, explica el director del Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía, Juan Montabes, responsable de esta encuesta. Nuestras universidades y el Defensor del Pueblo Andaluz se alzan como las mejor valoradas, con una calificación de 6,7 y 6 puntos, respectivamente.

El desempleo, la vivienda y la inmigración son los tres principales problemas que los encuestados consideran que tiene Andalucía.

Problemas «sociales»

Sin embargo, al ser preguntado por las cuestiones que les preocupan a nivel personal la cosa cambia. Si el 67,9% de los preguntados cree que el paro es el gran problema de Andalucía, sólo el 31% lo señalaron como la cuestión que más le afecta directamente.

Igual ocurre con la percepción de la inmigración: uno de cada tres encuestados lo destacaron como un punto negro en la realidad andaluza, pero sólo el 10% lo consideró una realidad que le afectaba directamente. «Existe la percepción social de que el empleo es un problema y eso se proyecta al conjunto de la sociedad», aclaró Montabes.No obstante el 70% de los andaluces considera que 2007 ha sido un buen año para ellos.

Sobre la intención de voto, el 73% de los encuestados aseguró que si hoy hubiera elecciones reginales, acudiería a las urnas. Si así fuera, el 49% apoyaría al PSOE y el 33,6% al PP.

Solo aprueba Chaves

El socialista Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía, es nuestro político más valorado, aunque pasa por los pelos (5,3). Le siguen Diego Valderas (IU), Javier Arenas (PP) y Julián Álvarez (PA), todos suspensos.

Claves del 27 de Mayo

Entre los temas nacionales que más nos influyeron el 27 de mayo destacan la política antiterrorista del Gobierno, la corrupción urbanística y el caso de Juana Chaos. No ocurrió así con la polémica por las listas de ANV o la política internacional.