Pavarotti
Pavarotti ARCHIVA

Una de las amigas íntimas del tenor italiano Luciano Pavarotti, Lidia La Marca, ha asegurado que antes de morir el cantante le confesó que su esposa, Nicoletta Mantovani, le "atormentaba", le había aislado y que "o se suicidaba o se separaba" de su segunda mujer.

"Estoy muy mal. En estos últimos años Nicoletta me está atormentando, me hace vivir solo, estoy aislado, mis amigos no me vienen a ver, habla mal de mis hijas y me rodea de personas que no me gustan", confesó Pavarotti a su amiga, una ginecóloga muy conocida en Italia, según relata ella misma en una entrevista publicada hoy por el diario "La Stampa".

Estoy muy mal. En estos últimos años Nicoletta me está atormentando, me hace vivir solo, estoy aislado

Según La Marca -esposa de Leone Magiera, el músico y amigo con quien Pavarotti trabajó más y compartió escenario en más de mil ocasiones- el tenor le hizo esas confesiones el pasado 16 de agosto, cuando fueron a visitarle al Policlínico de Módena (norte de Italia), donde estaba ingresado desde el día 8 de ese mismo mes.

La entrevistada, que se presenta como "amiga íntima (de Pavarotti) desde hace treinta años", explicó que estaba en el hospital con su marido, su hija Eloisa, Nicoletta y la pequeña hija del tenor, Alice, cuando el cantante pidió a todos que salieran de la habitación y sólo se quedara ella, con la que quería hablar a solas.

"Nicoletta se puso blanca", subrayó La Marca, que añadió que estuvieron hablando durante veinte minutos en los que el tenor "se desahogó como un niño".

Lo amenaza y no lo deja ver a los amigos

"Siempre piensa en el dinero (en referencia a Nicoletta), llega con documentos que me hace firmar. Me amenaza con no dejar ver a Alice y me monta escenas", confesó el tenor a su amiga, según cuenta esta.

Pavarotti le reveló que Nicoletta tampoco dejaba que su asistente peruano Tino y su esposa Verónica, a los que él consideraba como hijos, se le acercaran. La amiga del cantante recuerda que cuando él murió, fue Verónica quien le vistió y le maquilló.

La Marca explicó que su amigo le confesó: "¿Sabes como terminará todo esto? O yo me disparo en la cabeza o nosotros nos separamos".

¿Sabes como terminará todo esto? O yo me disparo en la cabeza o nosotros nos separamos

El entrevistador le pregunta por qué ha decidido hacerlo público ahora, a lo que la amiga de Pavarotti responde que él le dijo que podía contarlo después de su funeral, y lo ha hecho como un "deber moral" hacia él.

Explica que le preguntó cómo podía ayudarle o si podía hablar con su esposa, pero el tenor le pidió que no le dijera nada o "Nicoletta se las haría pagar".

La esposa de Magiera admite que se ha preguntado varias veces por qué Pavarotti le ha elegido a ella para desahogarse y explica que se conocían desde hacia treinta años y que ella había conocido a todas sus mujeres.

"Lidia, por favor, baja tú porque si no se matan3"

La Marca recuerda que estaba alojada en el mismo hotel en Londres que el cantante cuando se encontraron la ex mujer de su amigo, Adua Veroni, y Nicoletta y el tenor la llamó por teléfono a las dos de la mañana: "Lidia, por favor, baja tú porque si no se matan".

La amiga del tenor también recalca que estaba muy unido a sus hijas, le gustaba tenerlas cerca y que el lunes antes de su muerte llamó a ellas y a su hermana para que comiesen con él en la misma habitación.

"El martes entró en un estado de sopor. Hasta ese momento, aunque se cansaba al hablar, estaba lúcido", relata La Marca.

Cierto que para mi comer puré en lugar de macarrones es una mala señal

Algunos días antes de morir, el tenor no era capaz de comer pasta y les dijo a sus amigos: "Cierto que para mi comer puré en lugar de macarrones es una mala señal".

El último día que la pareja fue a visitarlo fue el sábado 1 de septiembre, cuando "ya no hablaba, reunió las fuerzas que le quedaban y dijo 'hola'. Creo que fue la última vez que habló", señala La Marca.

El matrimonio amigo íntimo de Pavarotti no acudió a sus funerales: "Leone tenía un concierto y yo no quería participar en ese festival mediático", concluye la amiga del tenor.