Unos vigilantes del trasvase, trabajadores de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), hallaron hoy en el Rincón de Bonanza, en el término municipal de Orihuela, el cadáver de la mujer de 37 años que desapareció de su domicilio, ubicado en Santomera, la pasada noche, según informaron a Europa Press fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias.

Así, el hallazgo de la víctima se produjo sobre las 10.30 horas, a unos 20 kilómetros de donde voluntarios de Protección Civil de Fortuna encontraron sus zapatillas, junto al canal del trasvase Tajo-Segura.

De este modo, la corriente del agua del trasvase arrastró a la víctima, que presentaba una historia clínica "alterada", hasta el Rincón de Bonanza, en el término municipal de Orihuela.

A la luz de los hechos, la Dirección General de Protección Civil envió al lugar un equipo de psicólogos a fin de atender a los familiares, afectados por la muerte de la mujer, vecina de La Matanza de Santomera.