Un hombre de 57 años ha ingresado en prisión tras matar a su padre de 93 años el pasado 1 de septiembre en la casa donde convivían en el barrio Elubarri de Sodupe (Güeñes), según informa hoy el diario El Correo.

El luctuoso suceso ocurrió por la tarde. El hijo, sin motivo conocido, comenzó a dar puñetazos y golpear a su padre. Según cuentan los vecinos, el fallecido tenía una salud muy deteriorada. Estaba postrado en silla de ruedas y llevaba una sonda.

Los allegados a la víctima y el agresor quedaron estupefactos ante el suceso, ya que al parecer, el hijo "adoraba" al padre.