La familia Franco no se separa del Pazo de Meirás. Tras el vendaval provocado ante la posible revisión de las condiciones del propiedad del Pazo de Meirás por parte de la Xunta de Galicia, vino la demanda por malos tratos contra Jaime Martínez Bordiú por parte de Ruth.

Ante el panorama, Carmen Franco pone al buen tiempo buena cara. La Marquesa de Villaverde comió en un típico restaurante gallego con su yerno José Campos y su nieto Luís Alfonso, acompañado de su esposa Margarita Vargas. Quién faltó a la cita familiar fue Carmen Martínez Bordiú, quien se quedó en el Pazo cuidando de su nieta Eugenia.

Luís Alfonso y José Campos prodigan su amistad por tierras gallegas. Los dos hombres más importantes de la vida de Carmen Martínez Bordiú comparten bastantes aficiones juntos, entre ellas, el pádel. Luís Alfonso y José abandonaron el Pazo de Meirás y a sus respectivas esposas por unas horas y juntos disputaron un partido del deporte favorito de los famosos.

A la salida del club de tenis, ninguno de los dos quiso hablar con la prensa y esquivaron como pudieron las incómodas preguntas sobre los supuestos malos tratos de Jaime Martínez Bordiú a Ruth Martínez.