Embalse de Buendía
Las tranquilas aguas del embalse. ARCHIVO

El cadáver que el pasado 4 de agosto apareció flotando en el embalse de Buendía (Guadalajara) corresponde a la persona que el 3 de diciembre de 2006 desapareció en estas aguas, pues las pruebas de ADN realizadas por el Instituto Nacional de Toxicología han confirmado la identidad del cuerpo.

Se trata de C.M., de 51 años y vecino de la localidad de Alcalá de Henares (Madrid), que formaba parte de un grupo de excursionistas que se encontraban de acampada junto a las ruinas del antiguo balneario "La Isabela", en el término municipal de Sacedón.

Según informó la Subdelegación del Gobierno en nota de prensa, el cuerpo presentaba un avanzado estado de descomposición y petrificación, lo que impidió el reconocimiento por parte de sus familiares.

El 3 de diciembre del pasado año, C.M. se adentró en el pantano de Buendía para darse un baño y fue visto por última vez a unos 30 metros de la orilla

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil remitió las pruebas de ADN y las piezas dentales al Instituto de Toxicología para confirmar la identidad.

En la noche del 3 de diciembre del pasado año, C.M. se adentró en el pantano de Buendía para darse un baño y fue visto por última vez a unos 30 metros de la orilla.

En las labores de búsqueda participaron una dotación del Parque de Bomberos de Azuqueca de Henares, un equipo del Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil de la II Zona de Castilla-La Mancha con base en Cuenca, integrado por cuatro buzos, así como diversas patrullas de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE GUADALAJARA .