La nueva vida del espíritu indignado: así persiste el 15-M, cinco años después

  • El 15-M sigue presente en organizaciones sociales, nuevas formas políticas y en la actitud de la ciudadanía, recuerdan expertos en este movimiento.
  • "El ciclo político actual solo se puede entender gracias al 15-M", asegura la investigadora en movimientos sociales Esther Vivas.
  • Para el profesor de Economía Arcadi Oliveres, las candidaturas ciudadanas que vencieron en las municipales "se inspiran en el espíritu del 15-M".
  • Uno de los resultados del 15-M fue la aparición del colectivo Yayoflautas, que hasta entonces "observaban la política a través de un cristal", dice un exmiembro.
  • La esencia del 15-M también está presente en las "mareas", movimientos reivindicativos en ámbitos como la sanidad (blanca) o la educación (verde).
  • A nivel político, partidos "sobre todo de la izquierda" incluyen demandas del 15-M en sus programas: "El más representativo es Podemos", dice Oliveres.
Manifestantes de la 'marea verde', en el marco de la protesta convocada por la 'marea ciudadana' en Madrid.
Manifestantes de la 'marea verde', en el marco de la protesta convocada por la 'marea ciudadana' en Madrid.
JORGE PARÍS

El espíritu de los indignados persiste en organizaciones sociales, en nuevas formas políticas y en la actitud de una ciudadanía que en este lustro de penurias económicas se ha implicado más en la esfera política y social.

La investigadora en movimientos sociales Esther Vivas ha asegurado que el ciclo político y electoral actual "solo se puede entender, en parte, por la emergencia de este movimiento de indignación colectiva" y ha destacado la aparición de "alternativas políticas que hoy desafían el bipartidismo", como Podemos, Barcelona en Comú o las Mareas.

El profesor de Economía y expresidente de Justícia i Pau Arcadi Oliveres, que fue uno de los más aplaudidos en sus conferencias en la ocupada plaza de Cataluña de Barcelona hace cinco años, ha coincidido con la investigadora en que las candidaturas vencedoras en las últimas municipales en ciudades como Barcelona, Madrid o Zaragoza "se inspiran en el espíritu del 15-M", lo que Vivas ha definido como un "triunfo del municipalismo alternativo".

Vivas ha señalado que "el éxito de estos nuevos instrumentos políticos necesita una movilización activa en la calle que presione a las alcaldías del cambio y a las nuevas formaciones", lo que ha considerado que es una de las "debilidades" de lo que queda del 15-M.

El movimiento de los indignados también contribuyó a un cambio de mentalidad de los ciudadanos, que, según ha asegurado el exmiembro del colectivo Yayoflautas Paco González, "hasta entonces observaban la política a través de un cristal establecido por los partidos mayoritarios". El 15-M permitió que "la sociedad viera que se puede hacer política de otra forma: desde la calle y con la participación de la ciudadanía", ha argumentado González.

Uno de los resultados del 15-M fue la aparición de los Yayoflautas, un colectivo de jubilados que retomaron las protestas antifranquistas y que, según González, surgieron a raíz de "la ilusión de un grupo de gente mayor" que creyó necesario transmitir "la forma de lucha en la clandestinidad contra la dictadura", ya que el 15-M "era un movimiento joven y con ilusión, pero con poca experiencia".

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), pese a existir con anterioridad al 15-M, experimentó un impulso gracias a este, favorecido, en parte, por no tener afiliación política, "cuando en esos momentos se cuestionaba precisamente la política", según ha explicado el actual portavoz de la PAH, Carlos Macías, a lo que se suma que "representaba lo que sucedía en las plazas del país".

Arcadi Oliveres ha dicho que "la fuerte efervescencia del 15-M se fue apaciguando con el tiempo, pero no ha desaparecido", y ha destacado la posterior aparición de las denominadas "mareas", movimientos sociales reivindicativos en ámbitos como la sanidad, la educación o el empleo, que "no son hijos directos del 15-M pero representan su esencia".

El 15-M no se ha traducido únicamente en movimientos sociales, sino que algunos partidos políticos, "sobre todo de la izquierda", incluyen demandas del 15-M en sus programas electorales, aunque "el más representativo es Podemos", según Oliveres.

El expresidente de Justícia i Pau ha señalado que "Podemos no surgió directamente del 15-M, pero el espíritu que le caracteriza tiene relación con sus reivindicaciones", ante lo que González, que actualmente milita en el partido morado, ha asegurado que "sin el 15-M, Podemos no existiría".

"La mayoría de gente que se implicó en el partido venía de la calle, de las asambleas en las plazas", ha aseverado González.

"El 15-M consiguió cambiar el relato sobre la crisis económica —ha añadido Vivas—, ya que al principio se culpó a la ciudadanía diciendo que había vivido por encima de sus posibilidades, pero el 15-M logró señalar a la banca y la clase política como responsables".

"El ciclo político que abrió el 15-M permanece abierto", ha afirmado Vivas, quien ha opinado que en las elecciones del 26-J "habrá que ver si la indignación y el malestar social tienen la capacidad de llevar a cabo un cambio real en el conjunto del Estado a través del Congreso".

Vivas, al igual que Oliveres, ha señalado que "el movimiento de indignados se enmarca en un ciclo de movilización e indignación global", y ambos se han referido a movimientos posteriores al 15-M como el NuitDebout (Noche en pie) en Francia, surgido el pasado mes de marzo en protesta contra la reforma laboral, que se inspiran en este espíritu.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento