Una vez iniciadas las obras del segundo túnel de la línea 1 del metro, los vecinos de Los Remedios han decidido que van a controlar mediante notario los daños en las viviendas que están apareciendo por las nuevas actuaciones de la tuneladora. Trasladarán a la Junta en la próxima reunión asuntos como el cambio de respiraderos «que provocan un ruido enorme al pasar los coches» o los daños y fisuras detectados en muchos soportales de República Argentina y en calles anexas causados por la maquinaria, según denuncian.