Un disco en perfecto estado
El correcto funcionamiento del disco duro es imprescindible.

En cualquier equipo informático, el correcto funcionamiento del disco duro es imprescindible. Estos consejos te ayudarán a mantenerlo:

El software del disco

- Desinstala todas las aplicaciones que no necesites.

- Elimina los ficheros temporales que se generan automáticamente.

- Reinicia siempre que instales o desinstales un programa o juego.

- Pasa a unidades de almacenamiento externo las fotos, vídeos y archivos de música.

- Desfragmenta el disco duro periódicamente con la aplicación que incorpora el sistema operativo o con algún programa específico para ello.

- Analiza la superficie del disco duro después de varias desfragmentaciones para detectar posibles sectores dañados. El sistema operativo incluye una aplicación diseñada para ello.

Mantenimiento físico

- Asegúrate de que el disco o discos se encuentran fijos, con los tornillos bien apretados para evitar vibraciones durante el funcionamiento.

- Comprueba que los conectores de los cables de alimentación y datos se encuentran bien sujetos.

- Limpia cada cierto tiempo el exterior del disco duro. Puedes hacerlo con un spray de aire para limpieza o también con un pincel de cerdas suaves.

- Cerciórate de que la fuente de alimentación tiene potencia suficiente para el ordenador y todos los periféricos (impresora, escáner, etc.). Si todos ellos juntos sobrepasan el 90% de la potencia, se pueden dañar algunos componentes. De ser así conviene conectar algunos periféricos a otra fuente de alimentación.

- Mide la temperatura de funcionamiento. Si fuera demasiado alta, sería necesario instalar un ventilador próximo a la caja de la CPU o uno específico para discos duros.

- No muevas nunca la CPU cuando el ordenador esté encendido, aunque no estemos ejecutando ningún programa, el disco duro se encuentra siempre en movimiento.

- Desconecta el ordenador durante las tormentas, pues los discos duros son muy sensibles a los cambios de tensión eléctrica y pueden dañarse.