Juan Cotino
Juan Cotino EUROPA PRESS

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido este viernes 11 años de cárcel para el expresidente de Les Corts Juan Cotino (PP) por impulsar "activamente" la contratación para la trama Gürtel de las pantallas y megafonía con motivo de la visita del papa a Valencia en 2006.

Anticorrupción solicita esta pena en el escrito de acusación en el que solicita la apertura de juicio oral para Cotino y otras 23 personas en relación a estos hechos, entre ellos el exdirector de la televisión pública valenciana (RTVV) Pedro García Gimeno y varios de sus altos cargos, así como los responsables del entramado de empresas de Gürtel, el llamado grupo Correa: Francisco Correa, Pablo Crespo, Álvaro Pérez el Bigotes y José Ramón Blanco Balín.

Según la Fiscalía, Cotino "pese a no ostentar cargo alguno en la Fundación de la Comunitat Valenciana Encuentro Mundial de la Familia ni formar parte de sus competencias como conseller, impulsaba activamente y gestionada de facto la contratación" de las pantallas y megafonía utilizadas en la visita del papa Benedicto XVI".

Por su parte, el PSPV-PSOE, personado en esta pieza separada como acusación popular, ha pedido para Cotino casi 16 años de prisión por seis presuntos delitos.

En su escrito de procesamiento del pasado mes de abril, el juez De la Mata acordaba transformar las diligencias previas en procedimiento abreviado (el equivalente al procesamiento en un sumario), por lo que se abría el plazo para que la Fiscalía y el resto de las acusaciones presentaran sus escritos solicitando la apertura de juicio oral y las penas que reclaman.

Según relataba el juez en su resolución, el entramado empresarial de Francisco Correa, supuesto líder de la trama Gürtel, aprovechó la visita papal para lograr la adjudicación de forma ilícita de contratos públicos, apoderándose de fondos públicos para su enriquecimiento personal.

Alquiler de pantallas y megafonía

Los hechos se acotan a la contratación de alquiler de pantallas, mantenimiento y megafonía, cuyo coste, siete millones de euros, supuestamente fue fijado por los imputados, quienes decidieron que lo asumiera el ente público RTVV, que a su vez lo adjudicaría a través de Teconsa, empresa pantalla del grupo Correa.

De la Mata señalaba a Juan Cotino como "factótum" y "elemento nuclear" de esa Fundación como responsable último de sus contratos, "manejando desde atrás" las contrataciones en común acuerdo con el entonces director de RTVV Pedro García. Cotino, proseguía el auto, "consiguió su propósito de que se adjudicaran al grupo Correa los servicios mencionados" de imagen y megafonía, usando los fondos públicos de RTVV para hacer el pago, permitiendo a García aprobarlo con un amplio sobrecoste, con el que se enriquecieron personalmente los miembros del grupo.

Consulta aquí más noticias de Valencia.