Un hombre de 39 años y nacionalidad australiana fue detenido por la Policía Local el lunes por un presunto caso de violencia doméstica. El incidente se produjo sobre las 13.30 horas en el barrio vigués de Coia, donde la mujer, de 38 años, telefoneó a los agentes después de haberse refugiado en casa de una vecina. Según la chica, la agresión se produjo tras una discusión. Los golpes le provocaron diversos hematomas, por lo que fue atendida en un centro médico. Tras realizar las averiguaciones oportunas, los agentes localizaron al presunto agresor conduciendo su vehículo por la calle Vilagarcía de Arousa.