El PP sostiene que siempre decidió sobre Villa Magdalena "en base a derecho"

  • El portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Oviedo, Gerardo Antuña, se ha referido este miércoles a la última decisión del Tribunal Supremo, que ha fallado a favor de retasar el palacete de Villa Magdalena, lo que podría obligar al consistorio a pagar más de 30 millones más de los ya abonados a Comansa. Antuña, tras calificar la decisión como "mala noticia" ha rechazado frontalmente las acusaciones que se están haciendo al PP sobre este asunto, por su etapa al frente del Ayuntamiento.

Antuña reaccionaba así horas después de que el actual alcalde de Oviedo, Wenceslao Lopez (PSOE), ofreciese una rueda de prensa en la que, además de anunciar una auditoría externa sobre todo el proceso de Villa Magdalena, tachó de cacique al exalcalde de Oviedo, Gabino De Lorenzo (PP), de quien pidió su dimisión, además de la del actual portavoz del PP y también exalcalde, Agustín Iglesias Caunedo.

"No vamos a consentir que se demonicen las actuaciones o decisiones tomadas, ni que se acuse de negligencia o mala fe a los distintos equipos que en ellas participaron, pues ha quedado sobradamente demostrado, a través del largo proceso judicial, que las decisiones se tomaron en base a derecho y con todo el respaldo jurídico y técnico que se podía exigir", ha señalado Antuña a través de un comunicado.

Antuña ha afirmado que el PP siempre respetó las decisiones de la Justicia y actuó acorde a lo expresado por los informes técnicos y jurídicos. "Ahí están los expedientes, y el que los quiera auditar que los audite", ha manifestado.

Desde el PP han recordado que la tramitación del expediente de expropiación de Villa Magdalena, y por lo tanto su ejecución, siempre se han realizado contando con los informes técnicos y jurídicos que avalaban las pretensiones municipales.

Sobre el devengo de intereses, Antuña ha considerado que no se hubiera evitado con la consignación del justiprecio. "Únicamente el pago efectivo en el momento en el que se dicta la sentencia definitiva habría evitado los mismos, y su consignación habría supuesto una merma importante en la prestación de servicios municipales", ha explicado.

En cuanto a la evaluación del riesgo de retasación, el PP ha afirmado que no se encontraba en el expediente técnico y, por tanto, no se podía consignar. "Ni figura reflejado en el expediente administrativo, ni fue tratado en

los diferentes debates políticos que ha suscitado este asunto en el pleno de la corporación", ha argumentado.

Además, añade Antuña, al incremento en la valoración de la finca, que se produce por la retasación, hay que sumar otro hecho que tampoco era previsible para los responsables municipales de entonces: se produjo la pérdida de vigencia de la ponencia de valores catastrales, lo que llevó a la aplicación del método residual para la nueva valoración. Este método recurre a los valores del mercado inmobiliario, y este, en aquel momento, estaba en su punto más alto.

PLANTEAMIENTO DE MASIP

Así pues, el PP sostiene que, objetivamente, el incremento de valor que ha sufrido el justiprecio de Villa Magdalena "no resultó previsible", por lo que "no se puede afirmar que hubo ni negligencia, ni mucho menos perversas intenciones, en los equipos encargados de tomar las decisiones en cada momento, que muy al contrario, actuaron siempre con rigor, defendiendo los intereses del Ayuntamiento y en la búsqueda del interés general de todos los ovetenses".

Antuña ha querido recordar además que el planteamiento sobre el futuro de Villa Magdalena nació con el exalcalde Antonio Masip (PSOE), y que fue Gabino de Lorenzo quien intentó cerrarlo sin coste para el Ayuntamiento. "Pero fue el Pleno Municipal, con la oposición a la cabeza, quien apostó por la expropiación", ha indicado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento