La plaza de Zabalburu se convierte en un bosque y sólo faltan nuevas farola
Los bilbaínos ya disfrutan de la zona arbolada de la plaza Zabalburu, que, en su totalidad, estará terminada en enero.(Begoña Hernández)
Estará finalizada en enero. La nueva plaza de Zabalburu comienza a coger forma, sobre todo en su parte más verde.

En medio de la vorágine de las obras, ya se puede apreciar el parque urbano diseñado para la plaza, que, con árboles de diferentes tamaños, funcionará como una barrera vegetal visual y acústica «que relevará a los coches a un segundo plano», según los responsables municipales.

De este modo, aparte de otros remates menores, sólo faltan para concluir la nueva estancia las aceras del perímetro y las esculturas luminosas diseñadas por el creador italiano Mario Nanni.

Con 15 metros de altura, las lámparas cambiarán de color según la meteorología, el tiempo que haga en cada momento. Serán azules cuando llueva, rojas los días de calor y blancas en los días normales.