Una exposición que se inaugura el sábado en Londres, para celebrar el tricentenario de la Sociedad de Anticuarios, presenta artefactos y tesoros de todo tipo reunidos por sus miembros, muchos de ellos apasionados coleccionistas, a lo largo de los tres últimos siglos. La Sociedad de Anticuarios tiene su origen en los clubes que surgieron como hongos en el siglo xviii. Estaban dedicados a actividades como la filosofía, la ingeniería o la astronomía.