A partir de octubre. Los vecinos de las zonas de Palavea, San Diego y San Pablo tendrán nuevos espacios para llevar a sus hijos pequeños. El Ayuntamiento iniciará en octubre las obras de construcción de nuevos parques infantiles en estos barrios, dentro del programa de infraestructuras que desarrollará tras la aprobación de un crédito de 23,7 millones de euros.

Además de los parques, el Gobierno local pondrá en marcha otras actuaciones, como la construcción de aceras en A Moura, El Martinete y Bens, y la creación de un centro deportivo en O Castrillón. Precisamente, en este barrio también se reformarán las plazas interiores de varios edificios, tal y como habían reclamado los vecinos de la zona.

El otoño también traerá otras obras, como la segunda fase de la urbanización de la calle Juan Canalejo, donde todas las aceras rebajarán su altura para facilitar el tránsito de los peatones, sobre todo de las personas mayores. Además, la Concejalía de Infraestructuras destinará 500.000 euros a reparar el pavimento de calles de la ciudad.