La reforma y ampliación del cementerio de San Amaro incorporará una novedad: una oficina de atención al público. Abrirá sus puertas en octubre, antes del Día de Difuntos, según anunció ayer la concejala de Urbanismo, Mar Barcón. En esas dependencias, los coruñeses podrán recibir información sobre el cementerio y los nichos que hay a la venta, entre otros asuntos. Además, el camposanto tendrá este año 1.645 nichos más, y el Ayuntamiento está estudiando la construcción de otros 1.000 ceniceros para dar un mejor servicio a los ciudadanos.