Un hombre rumano de 38 años falleció ayer a las 11 horas en Onda (Castellón) tras caerle una gran pieza de metal en la cabeza cuando trabajaba en unas obras junto a la carretera de L’Alcora. Cuatro horas antes, en la localidad valenciana de Albuixech, un hombre de 29 años y otro de 31 sufrieron quemaduras tras recibir un fogonazo cuando manipulaban una caldera. Ambos fueron trasladados al hospital La Fe de Valencia. Durante el mes de septiembre, ha habido cuatro accidentes laborales en la Comunitat, según denuncia el sindicato UGT.