Con el nuevo Acuerdo, que estará vigente hasta agosto de 2020, el Ministerio y la Conselleria reconocen el cumplimiento de los objetivos de colaboración contemplados en el Convenio de 2008, y se comprometen a seguir impulsando la gestión y seguimiento de esta Reserva Marina.

La Reserva Marina de Levante de Mallorca-Caja Rajada es la más joven de las diez Reservas Marinas de la Red gestionadas, de forma directa o compartida, por la Secretaría General de Pesca.

Cuenta con una extensión de 11.285 hectáreas, frente a las costas de los municipios de Artá y Capdepera, en la isla de Mallorca.

Las principales comunidades biológicas se desarrollan alrededor de las praderas de Posidonia oceánica, si bien los fondos rocosos están bien representados en la zona.

El mero, cabracho, corvallo, langosta roja, cigarra y bogavante son algunas de las especies de interés pesquero de la zona, a las que se unen otras de paso como la lampuga, o de fondo como el calamar.

ESPACIOS PROTEGIDOS

Las Reservas Marinas son espacios protegidos por la legislación pesquera, cuyo objetivo principal es la regeneración del recurso pesquero y el manteamiento de las pesquerías artesanales tradicionales de la zona, creadas precisamente a petición del sector pesquero profesional.

Los rasgos que definen a todas las Reservas de la Red son el buen conocimiento de los recursos pesqueros, de los hábitats y del sector pesquero, además de aspectos socioeconómicos como el valor patrimonial y el permiso de otro tipo de actividades si las condiciones así lo permiten, con el compromiso de los actores implicados.

La zonificación y observación de las normas que regulan las actividades permitidas fuera de la zona de reserva integral, de máxima protección, son factores esenciales que implican esfuerzos a usuarios, visitantes y gestores.

Por la protección de los hábitats excepcionales en los que se encuentran, y su apuesta y defensa por el sector pesquero artesanal, las Reservas Marinas son garantía de futuro.

La Red de Reservas Marinas española tiene un importante reconocimiento nacional e internacional, como ya se puso de manifiesto en el encuentro "Reservas marinas, pesca artesanal en un mar saludable" de la pasada EXPO de Milán y otros foros nacionales e internacionales.

Para dar a conocer su papel como ejemplo de sostenibilidad y buenas prácticas se llevan a cabo campañas de divulgación dirigidas fundamentalmente a escolares.