Entre los ponentes invitados, según los datos de la organización consultados por Europa Press, se halla Robert Huber, científico del Instituto Max Planck de Bioquímica (Alemania) y Profesor Honorario de la Universidad de Sevilla, quien fue galardonado con el Premio Nobel de Química en 1988 por cristalizar una proteína esencial en la fotosíntesis de las cianobacterias y determinar su estructura mediante la técnica de difracción de rayos X.

Bajo el lema 'Desde las interacciones biomoleculares a las redes', el FEBS-IUBMB Workshop on Biointeractomics pretende ofrecer una visión de conjunto sobre los vínculos que se establecen entre las moléculas en los organismos vivos. los resultados de estos estudios podrían proporcionar más detalles sobre el funcionamiento de las células o sobre el origen de diversas enfermedades.

En el FEBS-IUBMB Workshop on Biointeractomics participará una veintena de científicos pertenecientes a centros de trabajo de reconocido prestigio a nivel mundial, como el Kings College de Londres y la Universidad de Oxford (Reino Unido), el Instituto de Química Biorgánica (Rusia), el Centro de Investigaciones de Resonancia Magnética (Italia), el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (Madrid) o el Instituto Weizmann (Israel).

Las conferencias compondrán la columna vertebral del FEBS-IUBMB Workshop on Biointeractomics, pero no será la única actividad que se incluya en el programa, dirigido a más de un centenar de investigadores y estudiantes nacionales e internacionales. En este evento tendrán cabida las sesiones de posters y las comunicaciones orales de los jóvenes científicos inscritos.

Asimismo, habrá un tiempo reservado para las mesas redondas, en las que se compartirán no sólo las aportaciones de biólogos o bioquímicos para entender las relaciones entre moléculas, sino también el trabajo de ingenieros o informáticos, que facilitan resultados a través de la resonancia magnética nuclear o procesan los datos de los análisis computacionales.

AVANCES CLAVES PARA COMPRENDER ESTRUCTURAS MOLECULARES

En este sentido, merecen especial atención los foros de discusión que surjan a lo largo del 'workshop', donde se pondrán en común, desde un enfoque interdisciplinar, aspectos relacionados con las interacciones de proteínas, el reconocimiento de moléculas, los progresos en técnicas biofísicas, que van desde la resonancia magnética nuclear a la microscopía electrónica, y las novedades de las tecnologías de la información.

Estos avances son claves para comprender el funcionamiento de las estructuras moleculares complejas, que pueden estar presentes en procesos neurodegenerativos como el Alzheimer o en enfermedades como el cáncer, y que por ello pueden tener un elevado impacto en la biomedicina y el desarrollo de fármacos.

La Biointeractómica, como se señala desde el comité organizador del 'workshop', cuyo responsable es el profesor de la Universidad de Sevilla Antonio Díaz Quintana, tiene el fin primordial de "desentrañar las distintas conexiones que se establecen entre biomoléculas dentro de un organismo y su relación con el destino celular y el estado fisiológico".

Este campo supradisciplinario propone una perspectiva de contexto en torno al 'mosaico' molecular, y no un estudio parcial o individualizado, 'tesela por tesela', de las distintas estructuras. Según se apunta en la página web, la Biointeractómica es "una fusión de la biología, la informática y la ingeniería, a través de enfoques experimentales y computacionales que se utilizan para descubrir nuevas interacciones biomoleculares y proporcionar así herramientas indispensables para la evaluación de funciones de esas interacciones"

El Workshop on Biointeractomics está organizado por la Federación Europea de Sociedades de Bioquímica (FEBS) y la Unión Internacional de Bioquímica y Biología Molecular (IUBMB). Asimismo, cofinancian este curso avanzado la Unión Internacional de Biofísica Pura y Aplicada (IUPAB) y el Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.