Cartel del 34 Salón Internacional del Cómic
Cartel del 34 Salón Internacional del Cómic FICOMIC

La retirada de varias imágenes de contenido sexual de una exposición dentro del Salón de Cómic de Barcelona ha generado revuelo y acusaciones de censura en las redes sociales por parte de profesionales del sector, mientras que la organización atribuye la decisión a un problema de coordinación.

La polémica se ha generado después de que el Salón retirase el pasado viernes las imágenes de una muestra organizada por el Instituto Nacional de la Juventud, realizadas por jóvenes creadores que incluía varias imágenes explícitas de prácticas sexuales.

El director del Salón, Carles Santamaría, ha explicado que esa exposición la montaron directamente sus promotores pocas horas antes de que abrieran las puertas del recinto.

Cuando la organización, ya con las puertas abiertas, "chequeó" la exposición, entendió que algunas de estas imágenes tenían carácter pornográfico —entre ellas el trabajo Tom de Victor Puchalski— y optó por retirarlas, ya que el salón es un certamen para todos los públicos, al que asisten una gran cantidad de menores.

Retiran dibujos de desnudos femeninos

Santamaría ha recordado que en anteriores ediciones, el salón ha exhibido obras que podían herir sensibilidades, pero que para ello se habilitan áreas especiales, en las que se informaba de su contenido, por lo que ha negado cualquier tipo de censura en este caso.

Además, ha añadido que si hubieran sabido con anterioridad que las imágenes eran tan explícitas las habrían instalado en un área especial, como en otras ocasiones.

Las explicaciones posteriores no han impedido que en algunas webs del sector del cómic se hayan recogido acusaciones de censura, porque además se retiraron varios dibujos de una serie de desnudos femeninos de Miki Montlló, que también se exponían en el salón, aunque en este caso sólo por unas horas.

"No debería pasar de una anécdota"

Si no se pudiera exhibir un cuerpo desnudo, no se podría entrar a ningún museo ni a ninguna galería de arte Según la organización, se retiraron únicamente para reparar los marcos que habían resultado dañados accidentalmente, tras lo cual los dibujos fueron colocados de nuevo.

Santamaría ha asegurado que fue una confusión por no habérselo comunicado al autor previamente para evitar malentendidos, y al que ya se ha pedido disculpas por el incidente, que añadió más leña a un hecho, afirma el director del salón, que no debería pasar de anécdota.

"Si no se pudiera exhibir un cuerpo desnudo, no se podría entrar a ningún museo ni a ninguna galería de arte", ha comentado el director del salón.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.