"Le llaman a declarar por las cuentas de una agrupación local de la que él nunca ha formado parte y en la que ni militaba", se ha encogido de hombros Verónica Pérez, señalando a Europa Press que los hechos investigados por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Marchena acontecieron "cuatro o cinco años" antes de que Antonio Casimiro Gavira, como miembro de la dirección provincial socialista, fuese designado como presidente de la comisión gestora constituida para dirigir la agrupación socialista de Arahal.

"Es una situación kafkiana y absurda que no tiene ni pies ni cabeza, con lo que no va a ir a ninguna parte y todo se aclarará pronto", ha asegurado la secretaria general del PSOE de Sevilla.

A mediados del pasado mes de marzo, aún durante la legislatura que acaba de expirar, el Senado recibía un escrito del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Marchena, que se interesaba por la condición de aforado de Antonio Casimiro Gavira Moreno como senador, a cuenta de su papel como presidente de la comisión gestora constituida en la agrupación socialista de Arahal, después de que fuesen denunciadas supuestas irregularidades en las cuentas de la estructura local del partido.

DESVÍO DE 14.000 EUROS

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Marchena, en concreto, indaga un supuesto gasto sin justificar de 14.000 euros en la agrupación socialista de Arahal por parte de Fernando Chaves, hermano del expresidente andaluz Manuel Chaves; del ex secretario de Administración de la agrupación socialista de Arahal José Antonio López; y del ex secretario de Organización Rafael Serrano.

La denuncia contra ellos partió del ex presidente del PSOE de Arahal Fernando Cabrera, quien en paralelo fue suspendido de militancia en el PSOE, a cuenta de supuestas prácticas "desleales" hacia el partido.

A cuenta de este conflicto, el PSOE designó una comisión gestora presidida por Casimiro Gavira Moreno, al objeto de reconducir la agrupación socialista de Arahal. El propio Antonio Casimiro Gavira Moreno manifestaba por aquel entonces a Europa Press que las cuentas de la agrupación socialista de Arahal habían sido "fiscalizadas en la propia agrupación seis meses antes de la presentación de la denuncia" y que habían pasado "todos los mecanismos de control".

Según manifestaba, incluso propio Fernando Cabrera, el denunciante de las presuntas irregularidades, "firmó el libro de actas de la sesión en la que se validaron, como secretario".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.