Así, la secretaria de Organización y Comunicación de UGT, Esperança Barceló, ha valorado que Baleares sea la comunidad autónoma en la que más ha descendido el paro en términos interanuales y mensuales, si bien ha añadido que aún se podría haber reducido en mayor medida si "se contratara al número de trabajadores que realmente hacen falta".

"Todavía hay más de 58.000 parados en el archipiélago, mientras hay trabajadores obligados a hacer jornadas superiores a las ocho horas diarias y sin que les dejen librar dos días semanales", ha subrayado.

Además, ha lamentado que la temporalidad continúe marcando el "modelo laboral" de Baleares, ya que más del 85 por ciento de los contratos realizados en 2016 han sido temporales, aunque ha valorado que esté aumentando la contratación indefinida.

Por último, ha llamado la atención sobre el hecho de que está descendiendo el desempleo en mayor medida entre los hombres que entre las mujeres, lo que indica que "una vez más, la recuperación del empleo está llegando antes a los hombres".