De este modo, las magistradas han rechazado la pretensión del abogado del exsocio de Iñaki Urdangarin, que solicitó a la Audiencia Provincial de Baleares que verifique, tras así requerirlo a Manos Limpias, si el acta es falsa y por tanto carece de validez. De ser así, reclamaba que se procediera a la expulsión "inmediata" del sindicato como acusación popular en la causa.

Ante esto, la presidenta del tribunal, Samantha Romero, ha manifestado que no le consta procedimiento judicial alguno que se haya abierto ante la posibilidad de que el documento fuese falso ni que el propio sindicato haya puesto en conocimiento nada al respecto.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)