Ledesma ha querido hacer balance de la gestión de su área ante la posibilidad de que este jueves cambie el signo político del consistorio, con la elección de Francisco Cuenca como alcalde de la ciudad en el pleno extraordinario que se celebrará al efecto.

El edil ha recordado que la subida del IBI fue una de "las líneas rojas" trazadas por los socialistas en las negociaciones entabladas con el equipo de gobierno 'popular' para aprobar las ordenanzas fiscales y en las relativas a los presupuestos para el presente año.

Las ordenanzas fiscales sí lograron salir adelante tras retirar el equipo de gobierno la subida del IBI que había previsto, pero no las cuentas del nuevo año. De modo que la ciudad lleva desde enero con unos presupuestos prorrogados.

"Por mucho que se hayan puesto esa línea roja", Ledesma cree que esa subida del Impuesto de Bienes Inmuebles tendrá que producirse a fin de cumplir con el plan de ajuste y de dar respuesta a la "merma de ingresos" en las arcas municipales.

Otro asunto pendiente en la economía municipal es el cobro de la deuda de la Junta de Andalucía, ha señalado el edil, quien ha recordado la iniciativa "ejemplar" del equipo de gobierno de proceder al embargo de un solar propiedad del Gobierno andaluz para cobrarse lo adeudado.

Según ha precisado, los terrenos sobre los que se actuó desde el Ayuntamiento están en "situación de embargo preventivo", pero se prevé que la Junta recurra, por lo que ha instado al PSOE a que "luche por intentar recuperar ese dinero", en caso de que finalmente se haga con el gobierno de la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Granada.