En ambos encuentros, según una nota conjunta de estos ediles, ha quedados patente una "unanimidad" en el análisis realizado sobre el estado de la ciudad y del gobierno local socialista. Igualmente, perciben los concejales una "clara coincidencia" de todas las formaciones en "la gravedad de la parálisis a la que el PSOE tiene sometida a la ciudad". Del mismo modo, se han alcanzado según exponen, puntos de consenso en lo que respecta a que la difícil situación "hace necesarias medidas urgentes que limpien y reactiven el Ayuntamiento de Alcalá".

Los promotores de esta posible moción de censura han hecho entrega al PP y a C's del documento realizado a tres bandas y conformado por casi un centenar de medidas para el hipotético nuevo gobierno de la ciudad. Las dos formaciones a las que se les hizo entrega de dicho texto estudiarán las propuestas y propondrán, si lo estiman, nuevas medidas. El objetivo es "incluir la visión de todos los miembros de la corporación municipal que compartan las premisas básicas que motivan la presentación de la moción de censura: la regeneración democrática y política del Ayuntamiento, limpiar la corrupción y la necesidad de sacar al PSOE del gobierno de la ciudad tras cuarenta años apoltronado en él".

Una vez estudiado el documento, se realizará una nueva ronda con ambas formaciones en las que se tendrá un proyecto "todavía más sólido y con mayor respaldo" y que sustente la presentación de la moción de censura. Los promotores de la moción de censura, en paralelo, recuerdan que estos contactos se celebran "con los concejales de la corporación que compartan la necesidad de regenerar democrática y políticamente el Ayuntamiento, aboguen por tomar medidas frente a la corrupción y coincidan en la necesidad de sacar al PSOE del gobierno" municipal.

SITUACIÓN DIFÍCIL EN ALCALÁ

Recordemos que la corporación municipal alcalareña está formada por nueve concejales del PSOE que gobiernan en minoría frente a una oposición formada por cinco ediles del PP, cuatro de Alcalá Puede divididos entre dos capitulares escindidas de Podemos y otros dos leales de este partido, tres concejales de Izquierda Unida-Alternativa Alcalareña, dos del PA, una de Ciudadanos y otra última concejal que concurrió también por la formación naranja pero ha sido recientemente expulsada de sus filas.

Se trata, así, de nueve concejales del Gobierno municipal socialista frente a 16 de la oposición, si bien después de que las concejales de Alcalá Puede Jésica Garrote y Sheila Carvajal abandonasen Podemos, dicho partido les acusó de ser "cómplices" del Gobierno municipal del socialista Antonio Gutiérrez Limones, por votar a favor de iniciativas controvertidas del Equipo de Gobierno.

De cualquier manera, los siete concejales que suman IU/AA, el PA y los ediles de Alcalá Puede leales a Podemos han iniciado "una ronda de contactos con ediles de la corporación alcalareña que compartan la necesidad de regenerar democrática y políticamente el Ayuntamiento, aboguen por tomar medidas frente a la corrupción y coincidan en la necesidad de sacar al PSOE del gobierno para devolver el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra a sus vecinos", toda vez que el mandato comenzó ya con el fracaso de un intento de promover un gobierno alternativo en la propia sesión de investidura y las dos ediles de Ciudadanos, ahora divididas, votaron a favor del PSOE.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.