Ruiz Espejo y Salas, repercusión de la PAC en Málaga
Ruiz Espejo y Salas, repercusión de la PAC en Málaga EUROPA PRESS/JUNTA

Ruiz Espejo ha explicado que en 2014 se modificaron los mecanismos de ajuste de los pagos y "por primera vez en la historia de la PAC se aplican recortes lineales en lugar de progresivos". "Es decir, se aplica el mismo recorte a los beneficiarios de menos de 5.000 euros que a los de más de 300.000 euros", ha señalado.

Según han indicado el Gobierno central eligió en 2014, en contra de lo defendido por Andalucía, la opción de reducir linealmente el valor de todos los derechos de pago único en un 8,64 por ciento en lugar de aplicarlo sólo a los agricultores que reciben más de 5.000 euros.

Ruiz Espejo ha recordado que en la provincia de Málaga un total de 18.298 beneficiarios percibe menos de 5.000 euros y que la decisión de reducir linealmente el valor de los derechos de pago único ha sido "tomada por parte del Gobierno central sin imposición desde Bruselas y con un manifiesto perjuicio para los agricultores malagueños".

Han precisado que en Málaga, ocho de cada diez agricultores perciben menos de 5.000 euros en concepto de pago único. "Por tanto, esta reforma ha sido especialmente agresiva con nuestra provincia y con nuestros agricultores", ha resaltado Ruiz Espejo, añadiendo que la reducción lineal de las aportaciones asignadas a los derechos de pago básico en la provincia "supone una pérdida de 3,4 millones de euros al año".

Asimismo, en 2015 se puso en marcha un nuevo modelo de ayudas directas y el Gobierno central decidió incrementar el presupuesto de las ayudas asociadas -aquellas que priman la producción en cultivos con especiales dificultades-, "pero excluye a sectores andaluces de gran importancia social y económica en riesgo de abandono, como el olivar en pendiente, el trigo duro o la uva pasa".

"La reducción del presupuesto destinado al régimen de pago básico para incrementar el presupuesto de las ayudas asociadas se traduce en una pérdida de 3,8 millones de euros al año para la provincia de Málaga", ha indicado Ruiz Espejo.

Así, ha concluido el delegado del Gobierno andaluz, "el impacto de la reforma de las ayudas directas de la PAC en Málaga, es decir, las ayudas para el apoyo a la renta de los agricultores y ganaderos andaluces, se eleva a una pérdida total de 46,8 Millones de euros para el periodo 2014-2020, con un balance anual de pérdidas desde 2015 de 7,2 millones de euros al año en la provincia de Málaga".

En el caso de las ayudas directas, Ruiz Espejo ha subrayado que los agricultores y ganaderos andaluces "sufrirán un recorte que el Ejecutivo central siempre negó, pese a las advertencias de la Junta".

En este sentido, ha recordado que el exministro de Agricultura Miguel Arias Cañete calificó en su momento de "disparatadas" las estimaciones iniciales de la Administración autonómica, "ahora muy por debajo de las definitivas"; y llegó a garantizar que el sector agrario andaluz perdería como mucho el 0,67 por ciento en ayudas directas (60 millones de euros), "cuando la realidad es que va a perder un 6,29 por ciento (616,5 millones)".

El delegado del Gobierno andaluz ha subrayado que la Junta de Andalucía "seguirá insistiendo en que se incluya a los sectores estratégicos del campo andaluz que el Ministerio ha dejado fuera de este tipo de apoyos en la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural Estado-Comunidades Autónomas prevista para el próximo mes de julio".

Por su parte, el delegado territorial ha indicado que todas las provincias disminuyen el volumen de ayudas respecto a 2013 y que, en concreto, Málaga es la tercera provincia andaluza con mayores pérdidas, que se sitúan en 8,33 por ciento. Salas ha precisado que el recorte es más importante en la provincia debido a que cuenta con unos de los mayores porcentajes de beneficiarios de menos de 5.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Málaga.