El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) informa de que el hombre prestó declaración durante la jornada de este martes, y la magistrada decidió investigarlo por homicidio, sin perjuicio de otra calificación posterior.

Los hechos sucedieron en torno a las 15.00 horas del lunes cuando en medio de una reyerta familiar, el detenido asestó un total de diez puñaladas a su hermano, que falleció horas después en el Hospital de La Candelaria.

La víctima mortal tenía fama de violento en el barrio, y de hecho, los vecinos han empezado a recoger firmas en apoyo del presunto homicida.