Rubén Antoñanzas
Rubén Antoñanzas EUROPA PRESS

Asimismo, Antoñanzas ha pedido que se determine "cuál es el modelo de gestión más adecuado para que el CCR juegue un papel estratégico en el turismo de Logroño, en la dinamización del casco antiguo, en el impacto económico de la ciudad y se convierta en un referente cultural y de proyección de Logroño en el exterior".

El Partido Riojano, ha recordado, "trabajó durante mucho tiempo para sacar adelante el Centro de la Cultura del Rioja en el corazón de Logroño, dotando a la ciudad de la mayor obra de recuperación del casco antiguo, fruto de la voluntad de los regionalistas por salvar del abandono al casco histórico de la capital riojana".

En sus palabras, el PR+ "no sólo consiguió recuperar un edificio de gran valía, cuidando de que conservara sus importantes piezas, como el arco de la entrada, del siglo XVI, o el balcón ubicado en la confluencia de las calles Mercaderes y Ruavieja", sino que pretendía que fuera "la locomotora del casco antiguo, junto a otros proyectos restaurados en esa misma legislatura como el Calado San Gregorio, la Casa de la Inquisición y el espacio Lagares".

Según Rubén Antoñanzas, "es lamentable que tanto esfuerzo del Partido Riojano haya caído en saco roto y el CCR esté infrautilizado, el PR+ construyó esa obra para dar un impulso definitivo a la actividad comercial y turística de la capital riojana, por lo que pedimos al equipo de Gobierno que recupere el espíritu con el que nació dicho proyecto y se ponga a trabajar de una vez para sacarle al centro el potencial que encierra".

Antoñanzas cree que "el CCR es un lujo para la ciudad, un elemento muy valioso que nos transporta a la esencia de la cultura del vino y que debe ser nuestro referente turístico, además de una pieza clave del casco antiguo".

"Estamos ante un problema de voluntad política", según el concejal, quien ha expresado que "Cuca Gamarra no ha creído nunca en este proyecto ni ha hecho nada para sacarle partido: lo tuvieron tres años cerrado y actualmente la gestión es claramente mejorable, muchos logroñeses no saben ni que existe".

NUEVA GESTIÓN.

En ese sentido, el concejal del PR+ considera que el modelo de gestión actual es equivocado, por lo que "vamos a pedir que se estudie, de forma consensuada, un nuevo modelo de gestión más adecuado para el CCR".

Antoñanzas apostaría por un modelo público-privado donde el Ayuntamiento marque los objetivos y lo dirija, mientras que, por otro lado, se pueda llegar a acuerdos de explotación con el sector, como las bodegas de Logroño, empresas turísticas, agentes económicos y restauradores, entre otros".

El concejal regionalista ha visitado esta misma semana el Centro de la Cultura del Rioja para conocerlo de primera mano y reunirse con los responsables del mismo.

"Hay que determinar qué queremos para el CCR, tiene que ser un centro del que los logroñeses nos sintamos orgullosos, el lugar de referencia que queramos mostrar en Logroño a todo el que venga", ha dicho Antoñanzas, que lamenta la falta de inversión en este emblemático espacio de la capital riojana.

Finalmente, Antoñanzas ha concluido que "con el trabajo de todos, el Centro de la Cultura del Rioja se debe convertir en un espacio único sobre la cultura del vino de Rioja, la gastronomía y nuestras costumbres, un centro que combine tradición y vanguardia, que sea una de nuestras señas de identidad y un revulsivo para Logroño".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.