Desde el partido han considerado que la opción "supondría articular una plataforma insularista y progresista, en forma de agrupación de electores que antepusiera las Pitiusas por delante de cualquier otro interés, que fuera independiente y prescindiera de las siglas de otras formaciones".

GxE ha acordado que si no hay una plataforma de estas características, seguirá centrándose en la política local e insular.

En relación al Congreso, han descartado participar en ninguna candidatura porque "el sistema electoral impone que las listas sean todas de ámbito balear, lo que no permite dar prioridad a las reivindicaciones pitiusas".

Según el partido, las elecciones se celebrarán por la "incapacidad de los grandes partidos de investir a un presidente y conformar un gobierno estable" y así, esperan que del 26J salga un gobierno "más sensible a nuestros intereses, que deje de lado el centralismo y las imposiciones que han caracterizado la época de mayoría absoluta del PP".

"Desde GxE comprendemos y compartimos en buena medida la desilusión de mucha gente hacia la clase política, reforzada por la manifiesta imposibilidad de constituir un nuevo gobierno con el mandato de regenerar unas instituciones desacreditadas por la corrupción y la crisis. No obstante, como partido siempre defenderemos que la forma de solucionar los problemas es con más democracia y así, consideramos que no se debe dar la espalda al sistema, sino aprovecharlo, introduciendo los cambios necesarios para recuperar la credibilidad", han concluido.