Según ha explicado el regidor del área de Igualdad, Juventud y Derechos Cívicos, Aligi Molina, la previsión es que el plan esté terminado en febrero de 2017 y el Ayuntamiento pueda desarrollar las medidas teniendo en cuenta la perspectiva de género.

"El plan es la herramienta que nos permitirá ordenar el conjunto de medidas de todo el Ayuntamiento con perspectiva de género y avanzar hacia una igualdad real entre hombres y mujeres", ha indicado Molina, quien también ha añadido que se trata de algo en lo que se deben involucrar las diferentes áreas para conseguir que "la transversalidad sea real".

El Ayuntamiento ha desarrollado dos planes de igualdad hasta ahora, el de igualdad de oportunidades (2006-2010) y el plan de igualdad (2011-2014), si bien actualmente ninguno está vigente y, por ello, la necesidad de elaborar uno nuevo.

Para elaborarlo se seguirán dos fases, de manera que en la primera, "se hará una diagnosis profunda para saber cuál es la situación actual" y, en la segunda, se definirá el Plan para que en

febrero de 2017 esté listo y pueda empezar la aplicación de las políticas que marque.

Concretamente, el trabajo se hará a diferentes niveles en función de si son áreas responsables de los servicios específicos con incidencia directa en la igualdad de género, áreas de servicios de atención directa a las personas y áreas en las que los programas o acciones que hacen no se dirigen directamente a las personas pero sí que inciden. Así, la implicación será a todos los niveles. "Queremos garantizar que las políticas de género sean una realidad en todas las áreas del ayuntamiento", ha declarado el regidor.

Además de las comisiones políticas y técnicas, el plan contará con las aportaciones que harán el Consejo de Mujeres y de las entidades y organizaciones que trabajan en este ámbito. Además, se iniciará un proceso participativo para que todo el mundo que quiera pueda participar.