El presidente de Aragón inaugura unas jornadas sobre la ley general de sanidad
El presidente de Aragón inaugura unas jornadas sobre la ley general de sanidad EUROPA PRESS

Lambán ha inaugurado, en CaixaForum de Zaragoza, una jornada sobre el 30 aniversario de la Ley General de Sanidad, a la que también han asistido el consejero del ramo de la Comunidad, Sebastián Celaya, y el de Presidencia, Vicente Guillén.

El presidente aragonés ha subrayado que la promulgación de esta ley simbolizó "nuestro ingreso real en el mundo europeo y en el mundo de la modernidad" y fue aprobada durante un Gobierno socialista, partido para el que era "fundamental" alcanzar el Estado del Bienestar y así "ofrecer seguridad existencial a las gentes, sea cual sea su origen social, su lugar de residencia y su nivel de renta", así como "marcos de igualdad para el desarrollo personal pleno".

Lambán ha detallado que "eso se consigue a través de las políticas sociales, de la educación y la sanidad", especialmente con esta última, logrando con la citada ley pasar de un modelo de beneficencia a otro por lo que la salud pasó a ser un "derecho que había que garantizar de manera universal, gratuita, equitativa y de calidad".

Después de 30 años, España posee uno de los sistema de salud "mejores de Europa" y "hemos tenido el privilegio de ser el país con más esperanza de vida", algo que "empieza a ser, en cierto modo, uno de los elementos que hay que superar como problema para asegurar la viabilidad del sistema a largo plazo".

Lambán ha comentado que en Aragón, además del envejecimiento, que supone que los servicios sociales y de la sanidad sean "mucho más costosos", con el encarecimiento, por ejemplo, del gasto farmacéutico, hay que sumar "el problema de la dispersión de la población, lo que encarece sobremanera la prestación de cualquier servicio público, sea la sanidad o la educación".

INMISERICORDE

El presidente de la Comunidad ha señalado que ha habido en los últimos años "políticas inspiradas en el neoliberalismo más inmisericorde" que "ha causado destrozos formidables en el sistema de salud y que desde el Gobierno de Aragón estamos tratando de recuperar".

Asimismo, ha tenido palabras de recuerdo para el promotor de la ley, el entonces ministro de Sanidad, Ernest Lluch, asesinado por ETA, "un hombre con un alto sentido ético de la prestación del servicio público que hacía desde la política" y una persona "capaz de grandes consensos", como el que logró con esta ley de la que ahora se conmemora su 30 aniversario.

Ha añadido que estaba también "cargado de coraje", un valor que junto al sentido ético es lo que "necesita en este momento la política española".

PACTO

El consejero de Sanidad de la Comunidad, Sebastián Celaya, ha sostenido que la ley general de Sanidad "marcó un antes y un después" y permitió garantizar un sistema de salud "público, universal, equitativo y de calidad, una conquista social que es nuestra obligación defender y mejorar" para lo que ha apelado, "desde Aragón, por un pacto que nos permita avanzar y que garantice el mantenimiento de uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo".

Entre los logros de la ley, ha mencionado "la garantía de acceso universal en condiciones de equidad a todos los ciudadanos, la financiación pública a través de los ingresos del Estado y el aseguramiento público, la cobertura universal y la provisión mayoritariamente pública", así como la integración de la promoción de la salud y la prevención junto con la prestaciones sanitarias.

Celaya ha argumentado que "no podemos dejar de afrontar los retos", entre los que ha reconocido que "no hemos sido capaces de crear un sistema de salud cohesionado entre las diferentes Comunidades autónomas" y, por ejemplo, las carteras de servicios no son iguales en todas ellas, ha apuntado.

Además, la universalidad "ha sido puesta en duda después de la última reforma que hizo el PP", mientras que ha estimado que "el sistema es sostenible", pero habrá que abordar "alguna reforma" para asegurar su adecuada continuidad.

En este sentido, ha considerado "indispensable una reforma de la financiación autonómica para que el sistema de salud sea sostenible" y reciba partidas "finalistas" y "suficientes".

"Tenemos unos fármacos cada vez más costosos que mejoran la calidad de vida y la supervivencia en procesos graves, junto al envejecimiento de la población y la nuevas tecnologías sanitarias" y por eso "debemos ser todos conscientes -políticos, gestores y ciudadanos- de que el sistema cuesta de mantener y tenemos que ser muy responsable con el uso de los recursos".

EFECTIVIDAD

Celaya ha opinado que "no podemos querer que todo sea gratis y tener de todo en todos los sitios, sino "ser efectivos a la hora de usar los recursos y buscar los que realmente tengan resultados en la salud de los ciudadanos y distribuirlos de la forma más equitativa posible", para "retirar de la cartera de servicios algunas cosas que no son efectivas".

También ha abogado por invertir en salud pública, educación y prevención "porque esto es lo que mejora la salud de los ciudadanos", mientras que el sistema sanitario actúa "cuando ha fracasado todo lo anterior y es lo que realmente es muy costoso".

En Aragón, ha dicho, después de una época de crisis "tenemos muchos centros de salud e instalaciones que están obsoletas y que tenemos que ir recuperando", pero también "ser conscientes de que el sistema tiene que ser capaz de mantenerse y que no podemos solicitar cosas que se escapan de las posibilidades".

La jornada sobre el 30 aniversario de la Ley General de Sanidad ha sido organizada por el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón para analizar el impacto social, económico y asistencial de esta norma, además de abordar sus retos de futuro a través de las aportaciones de varios expertos.

El Ejecutivo ha recordado que esta ley, que reguló y desarrolló el derecho a la protección de la salud y a la atención sanitaria, se promulgó el 25 de abril de 1986 y transformó la concepción de seguro social vinculado a las cotizaciones de los trabajadores en un sistema público basado en los principios de solidaridad, accesibilidad, equidad y participación en la gestión y el control.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.