Traje
Traje GUARDIA CIVIL

También ha sido detenida otra cuarta persona, un vecino de Badajoz, relacionado con los

anteriores, y acusado de tráfico de drogas.

Según informa la Guardia Civil en nota de prensa, fue en la madrugada del pasado 26 de abril, cuando este grupo, integrado por tres hombres, supuestamente cometió un robo con violencia en un hotel de Mérida, donde "tras amenazar con una escopeta al encargado y atarlo de pies y manos, sustrajeron el dinero que contenían la caja registradora, máquinas expendedoras y recreativas, además de tabaco, embutidos, jamones y otros efectos", todo ello valorado en unos 6.000 euros.

Además, los tres atracadores sustrajeron el vehículo propiedad del empleado para darse a la fuga, que fue recuperado horas más tarde.

Una vez alertada la Guardia Civil, se montó un "importante despliegue" formado por una treintena de agentes pertenecientes a distintas Unidades de este Cuerpo de Badajoz, Mérida, USECIC y perros adiestrados para la búsqueda de sustancias estupefacientes, y esa misma mañana se llevaron a cabo registros en un domicilio de Badajoz y en una nave de Mérida.

Esta actuación derivó en la detención de los tres integrantes del grupo, y en la recuperación de numerosos efectos sustraídos.

Además de los objetos procedentes de los robos, en el registro del domicilio en Badajoz, los agentes sorprendieron a varias personas consumiendo droga.

La Guardia Civil considera que este domicilio era "utilizado como punto de venta de la droga, por lo que se detuvo al titular del inmueble acusado de un delito contra la salud pública.

Con las detenciones

practicadas y tras el análisis de los objetos recuperados, el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Badajoz, pudo relacionar

al grupo con la autoría de otros delitos cometidos.

Explica la Guardia Civil que los tres hombres ahora detenidos,

disponían de "gran movilidad" por la provincia de Badajoz, realizaban un estudio previo del lugar donde iban a cometer los robos, y "una vez seleccionados y tras ocultar sus rostros, amenazaban con escopetas a los dependientes".

En sus acciones, "no dudaban en emplear la violencia o incluso realizar disparos para conseguir su objetivo", que era el de sustraer el dinero que contenían las cajas registradoras, máquinas expendedoras de tabaco y recreativas, o cualquier otro objeto de valor.

Tras cometer los robos se daban a la fuga en un vehículo, en ocasiones sustraído.

IMPLICADOS EN VARIOS ROBOS

Así, y además del robo cometido en el hotel de Mérida, a los ahora detenidos se le vinculan con una serie de hechos delictivos, como el robo perpetrado el pasado 14 de abril en una gasolinera de Badajoz, donde "tras intimidar con un arma al dependiente del establecimiento le sustrajeron el dinero de la recaudación".

También se le considera responsable del robo en una gasolinera de Calamonte, donde a la hora de la apertura y "tras intimidar con una escopeta al empleado, se apoderaron del dinero que contenía en un bolso-cartera".

Se les considera autores también del intento de robo en un bar de la localidad de Valdivia, donde "efectuaron varios disparos de escopeta, al creerse sorprendidos", aunque no hubo personas heridas.

La Guardia Civil señala que la investigación sigue abierta, ya que se cree que "con identificación del resto de los objetos recuperados por parte de sus legítimos propietarios y el desarrollo de la investigación,

darán lugar al esclarecimiento e implicación de los ahora detenidos en otros hechos delictivos".

Las diligencias junto con los detenidos han sido puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de Mérida, quien decretó el ingreso en prisión de los tres integrantes del grupo.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.