Persona sin techo en el puente de los Franceses (Madrid)
Un grupo de personas sin techo, en el asentamiento que han montado bajo el puente de Los Franceses (Madrid). JORGE PARÍS

La oposición (PP, Ciudadanos y PSOE) se ha impuesto a Ahora Madrid aprobando la creación de un grupo de trabajo que defina una estrategia integral municipal sobre asentamientos, un Samur Social especializado en esta realidad y la posibilidad de desarrollar viviendas de integración social, una decisión que ha contado con el rechazo en el Pleno extraordinario de Ahora Madrid al considerar que lo que se está cayendo es en una "duplicidad", en palabras de la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras.

Los tres grupos de la oposición han acordado una enmienda transaccional, que ha salido adelante con sus votos y la oposición del PP, que planteaba en su propuesta original dar una respuesta transversal, liderada por el Ayuntamiento, que incluya al resto de administraciones.

El objetivo es que a partir de junio se ponga en marcha un programa social de ayuda que aborde e intente reducir los asentamientos ilegales En el pleno han instado al Gobierno municipal a realizar, a través del Samur Social y en el plazo de dos meses, un mapa de la situación existente en la ciudad de Madrid para partir así de un diagnóstico claro y riguroso.

Dicho mapa debe verse complementado con el diagnóstico que está elaborando la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid bajo la encomienda del Ayuntamiento. El PP también pedía, y se ha aprobado, la creación de un grupo de trabajo, formado por las áreas de gobierno afectadas y por los partidos políticos con representación municipal, para poner en común los problemas y plantear las posibles soluciones. El objetivo es que a partir de junio se ponga en marcha un programa social de ayuda que aborde e intente reducir los asentamientos ilegales.

La portavoz socialista, Purificación Causapié, ha puesto el acento en la participación del Tercer Sector en dicho grupo de trabajo. El acento lo ponen los socialistas en una Estrategia Integral Municipal para la prevención, atención e integración social de personas en asentamientos urbanos y chabolistas.

Esta estrategia, participada por las diferentes administraciones implicadas y por el tercer sector, atenderá a las personas que vivan en viviendas inadecuadas, que incluir reforzar las actuaciones de información, orientación, valoración social, el acompañamiento inicial y seguimiento posterior de las familias, además de garantía de acceso a los servicios de salud y educación, un plan de realojo y actuaciones de intervención social que acompañen todo el proceso de integración social con programas de habilidades sociales y de formación para el empleo.

La idea es que a partir de junio, una vez diagnosticada con rigor la situación en la ciudad y hasta que se ponga en marcha la Estrategia Integral, se refuerce la política de intervención social y el trabajo que en la actualidad desarrollan los profesionales y trabajadores municipales a fin de dar respuesta tanto a vecinos, como a las familias afectadas. Este refuerzo en la intervención social incluirá de forma urgente la ampliación y mejora de los instrumentos sociales de los que ya dispone el Ayuntamiento.

Vivienda social

Así se irá a una ampliación y mejora de la dotación económica de la encomienda de gestión a la Agencia de Vivienda social de la Comunidad de Madrid con el fin de ampliar la intervención social y el realojo para personas y familias de los nuevos núcleos identificados de asentamientos.

Lo mismo se aplicará en el Proyecto de Intervención Sociocomunitaria con Población Inmigrante (APOI) mejorando los actuales centros de Valdelatas y de San Roque y ampliando de forma significativa las plazas existentes, igual que en los recursos sociales del Ayuntamiento destinados a la atención de personas en exclusión social.

La propuesta aprobada pasa también por ampliar los programas de la Agencia de empleo Municipal para la intermediación y la creación de una comisión de trabajo entre el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid a fin de analizar las posibilidades de desarrollar viviendas de integración social que den una solución de alojamiento a las familias en situación de vulnerabilidad y exclusión social.

Dichas viviendas podrían desarrollarse en los suelos de cesiones para redes supramunicipales, recibidas por la Comunidad de Madrid entre los años 2001 y 2011. Por parte de Ciudadanos se ha conseguido incluir un punto en el acuerdo por el que el Samur Social contará con una atención específica para este tipo de asentamientos.

La delegada Marta Higueras ha expuesto que es conocedora de que el voto en contra quizás "no quede estético" pero ha insistido en la "duplicidad" en la que se cae con esta iniciativa "absolutamente innecesaria y redudante".

1.226 personas malviven en asentamientos

Marta Higueras ha comenzando este miércoles su intervención en el Pleno extraordinario solicitado por el PP detallando que la semana pasada, con datos del Samur Social, se habían contabilizado 1.226 personas malviviendo en este tipo de asentamientos, lo que representa un 0,03% de la población madrileña, de las que 777 son rumanos de etnia gitana.

Higueras ha aseverado que el Ayuntamiento conoce "nombres, enfermedades, si tienen perro, si viven en una tienda de campaña que levantan por la mañana" de esas 777 personas. De ellas, 486 malviven en agrupación y los demás en asentamientos estables. La delegada ha detallado que en Arganzuela hay contabilizados doce asentamientos, con 153 personas, 104 de ellas son hombres. El más numeroso está en Argazuela, con 50 personas. También son conocedores de tres asentamientos con tres personas y doce con cuatro.

Consulta aquí más noticias de Madrid.