La campaña '#pormisalud', que promueve la Consejería de Sanidad en redes sociales para fomentar hábitos saludables entre la población durante todo el año, dedica el mes de mayo a la promoción de la dieta saludable.

En la Región de Murcia tres de cada cuatro personas tienen sobrepeso, por lo que se hace necesario insistir en los beneficios del ejercicio físico y en una alimentación baja en grasas. Una dieta saludable reduce la posibilidad de ingreso hospitalario en un 80 por ciento y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

La finalidad de esta campaña es que todos los ciudadanos tomen conciencia de que con costumbres cotidianas sencillas se puede retrasar, e incluso prevenir, la aparición de enfermedades crónicas. Se trata de proporcionar ideas y mensajes para fomentar entre la población la alimentación saludable, la práctica de actividad física y otros hábitos de vida saludable.

Además, según han indicado fuentes del Ejecutivo regional, persigue favorecer que esta información se transmita a la población infantil y que adopten hábitos de vida sanos que perduren a lo largo de su vida.

Diversos estudios del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad revelan que más del seis por ciento de la población infantil y juvenil española no desayuna habitualmente y que existe una relación clara entre este mal hábito alimenticio y la obesidad.

Solo el 7,5 por ciento de los niños toman un desayuno equilibrado, compuesto por leche, fruta o zumo e hidratos de carbono. Los expertos coinciden en la importancia de la primera comida del día para prevenir la obesidad infantil.

CONSECUENCIAS DE LA OBESIDAD

La preocupación por la prevalencia que la obesidad está adquiriendo a nivel mundial se debe a su asociación con las principales enfermedades crónicas de nuestro tiempo, como las cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial y ciertos tipos de cáncer. La obesidad coadyuva a engrosar las cifras de morbilidad y mortalidad por estas dolencias.

De los diez factores de riesgo identificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como claves para el desarrollo de las enfermedades crónicas, cinco están estrechamente relacionados con la alimentación y el ejercicio físico. Además de la ya mencionada obesidad, se citan el sedentarismo, hipertensión arterial, hipercolesterolemia y consumo insuficiente de frutas y verduras.

Una alimentación poco saludable y no practicar actividad física con regularidad son las principales causas de las enfermedades crónicas más importantes, y ambas son susceptibles de modificarse.

En los adultos, la obesidad está asociada también a otras patologías, como las enfermedades respiratorias y la artrosis. En niños y adolescentes el problema es mayor, ya que si no se educan sus hábitos, existe una alta probabilidad de que el niño obeso se convierta en un adulto obeso, circunstancia que hay que evitar, porque la obesidad puede llegar a reducir la esperanza de vida de una persona hasta en diez años.

La campaña '#pormisalud', que promociona en las redes sociales diversos consejos para llevar una vida más sana, lanza mensualmente mensajes específicos para abordar diversas áreas de prevención y los autocuidados sobre actividad física, dieta saludable, obesidad y sobrepeso, tabaco, alcohol, vacunaciones, ácido fólico, antibióticos, mente activa, higiene personal, salud sexual y adicciones.

Consulta aquí más noticias de Murcia.