34 Salón del cómic de Barcelona
Cartel del 34 Salón Internacional del Cómic de Barcelona, realizado por el dibujante Ibáñez. SALÓN DEL CÓMIC

El cómic extranjero tiene gran demanda en España y las principales editoriales, también las más pequeñas, se esmeran por ofrecer una depurada selección de títulos, diez de los cuales compiten por el Premio del Salón del Cómic de Barcelona a la mejor obra extranjera publicada en 2015.

Si hay que apuntar a una propuesta arriesgada del elenco de candidatas sería Aquí, de Richard McGuire (Salamandra Graphic), una obra conceptual publicada inicialmente en seis páginas en la revista RAW en 1989, que en 2014 su autor extendió hasta las 150, y que ya fue premio al mejor álbum del último Salón de Angulema.

Aquí es un plano fijo del rincón de una habitación sobre el que se va sucediendo el tiempo histórico, sin orden concreto, y con saltos temporales que permiten ver al lector lo que ha ocurrido y ocurrirá en ese espacio durante siglos: un bosque que luego se convierte en una vivienda con sus ocupantes, que van y vuelven como espectros, animales en evolución, viñetas de diversas épocas que se superponen.

"La innovación de McGuire es revolucionaria y lleva el lenguaje del cómic hacia nuevos horizontes. El cómic en su planteamiento formal se basa en superposiciones temporales en una misma página, el tiempo se convierte en concepto no solo narrativo sino visual", afirma Donatella Lanuzzi, editora de Gallo Nero, que también opta el premio por El hombre sin talento, de Yoshiharu Tsuge.

Precisamente, la obra de Tsuge es la que la hubiera gustado publicar, del resto de nominadas, a Catalina Mejía, editora de Salamandra Graphic, "porque es una obra bellísima, llena de reflexiones sobre la vida, la soledad, el destino del ser humano, un manga que traspasa su formato para llegar a cualquier lector".

Todas las obras de los Hernández son muy locas, muy divertidas y muy originales, y ésta es todo eso y más

David Hernando, de Planeta Cómic —con otra candidata al premio, El escultor, la genial fábula sobre el proceso creativo de Scott McCloud—, destaca del resto de nominadas Una aventura de Spirou. El botones de verde caqui (Dibbuks), de Yann y Schwartz: "Un clásico del noveno arte que se mantiene tan vivo como el primer día por unos autores capaces de sorprender en cada álbum", afirma.

La editorial madrileña Dibbuks tiene otro título nominado: Tyler Cross 2: Angola, de Nyry y Brüno, un thriller carcelario protagonizado por el silencioso gángster que da nombre a la serie, una oda al género negro.

El editor de Dibbuks, Ricardo Esteban, señala que entre sus favoritos de 2015 está El árabe del futuro (Salamandra Graphics), por afinidad, ya que él fue el primero en publicar a su autor, Riad Sattouf, en España, en la revista El manglar, además de por el sentido del humor de este historietista francosirio y "su fantástica forma de contar realidades".

Al responsable de Roca Editorial, Octavi Botana, también "le pierde" el ritmo de la historia de ese niño en un entorno familiar complicado ideado por Sattouf, a la vez que se califica como "devoto" de Jaime Hernández y sus Chapuzas de amor (La Cúpula) y de su protagonista Maggie Chascarrillo "uno de los diez mejores personajes de la historia del cómic, así de sencillo", remata.

"Todas las obras de los Hernández son muy locas, muy divertidas y muy originales, y ésta es todo eso y más", comenta por su parte Lorenzo Pascual, de Diábolo Editores, aspirante al galardón del salón barcelonés por Last man 4 de Balak, Sanlaville y Vivés, ganadora del premio a la mejor serie en Angulema, que ha dado el salto a la animación y el mundo de los videojuegos.

La lista de nominados la cierran Cruzando el bosque (Roca Editorial), de Emili Carroll, un intrigante viaje por el subconsciente que bebe del imaginario de Stephen King y Edgar Allan Poe, y el recopilatorio Julie Doucet. Cómics (1986-1993) (Fulgencio Pimentel) que recoge trabajos, algunos inéditos, de la dibujante canadiense Julie Doucet, una creadora cuya estela han seguido autores como Chester Brown o Marjane Satrapi.

Este año, la cita contará con la presencia estelar de Frank Miller.

Premios nacionales

Un ensayo sobre el concepto hogar, un reportaje periodístico de tinte social, acontecimientos históricos, costumbrismo familiar, thrillers, realities... Los títulos que optan al premio a la mejor obra española del Salón del Cómic de Barcelona abarcan un espectro genérico no precisamente conservador.

El próximo viernes 6 de mayo, en el marco del Salón, se darán a conocer los galardones, que otorgan los propios profesionales, por lo que para muchos se puede considerar como los Goya del sector, y que en el caso de la mejor obra española publicada el año pasado, además del reconocimiento de los compañeros, conlleva un premio en metálico de 10.000 euros.

La 34ª edición del Salón Internacional del Cómic de Barcelona se centrará en el universo del creador de Mortadelo y Filemón Francisco Ibáñez, quien ha dibujado el cartel del evento. El Salón presentará la exposición ¡Feliz cumpleaños, Ibáñez!, con motivo del 80 aniversario del prolífico autor, además de Viñetas sobre ruedas, que contará con 200 originales de cómics de todo el mundo relacionados con coches, motos y bicicletas, otro de los ejes de esta edición.