iPhone
Varios iPhone expuestos. CLIPSET

Apple ha perdido una batalla legal en China que podría tener graves consecuencias en sus negocios en el país asiático: la compañía estadounidense ha perdido el derecho del uso exclusivo de la marca iPhone y tendrá que compartir dicho nombre con otras compañías.

El origen del conflicto parte en realidad de una demanda de la propia Apple contra la empresa china Xintong Tiandi Technology por el empleo del término iPhone en varios artículos de cuero tales como fundas de móvil y billeteras.

La sentencia explica que Xintong Tiandi registró la marca iPhone en 2007 y tiene permiso para vender sus productos con ese nombre ya que, cuando comenzó a hacerlo, el público general aún no asociaba esa marca con los dispositivos de Apple.

Para la justicia china, no es relevante el hecho de que Apple registrara la marca iPhone en China en 2002, ya que no comercializaron sus smartphones en el gigante asiático hasta el año 2009.

De este modo, Xintong Tiandi Technology podrá seguir utilizando la marca iPhone en sus productos. La empresa se ha mostrado satisfecha con la sentencia y ha explicado que es resultado del libre mercado.

Esta mala noticia llega en un momento complicado para Apple, cuando los de Cupertino acaban de registrar su primera caída en sus ganancias en más de una década y también su primer descenso en las ventas de su producto estrella, el iPhone.