Asesinato en Tailandia de David Bernat
El español Artur Segarra, a su llegada a la Corte Criminal de Tailandia. Narong Sangnak / EFE

El español Artur Segarra se declaró este miércoles inocente de los cargos que le imputa la Fiscalía de Tailandia por la muerte del consultor, también español, David Bernat, cuyo cuerpo apareció en enero desmembrado en un río en Bangkok.

Segarra, de 37 años y único detenido hasta el momento por el suceso, compareció con los grilletes y el uniforme de preso ante el juez del Tribunal Criminal de Rachada, en el norte de la capital, que le leyó la acusación en una vista que duró 50 minutos. La Fiscalía tailandesa le imputa trece cargos incluidos los de asesinato, destrucción de pruebas, secuestro, robo y falsificación de documentos.

Segarra rechazó las acusaciones y se declaró inocente tras la lectura de los cargos en la que el principal sospechoso del crimen fue asistido por un intérprete que participó a través de vídeo-conferencia.

El presunto autor del crimen se enfrenta a una posible condena a muerte, aunque Tailandia lleva años sin ejecutar a los reos condenados a la pena capital, que conmuta por cadena perpetua.

Segarra permanece detenido en la prisión Thantasathan Piset de Bangkok desde el 8 de febrero, un día después de que fuera detenido en Camboya, donde había huido dos días antes.

Rastros de sangre en una cañería

Según las últimas comparecencias policiales, los equipos de investigación hallaron rastros de sangre de Bernat en una cañería del piso que Segarra tenía alquilado en la capital tailandesa, donde se cree que tuvo lugar el asesinato.

La Policía también cuenta con numerosas imágenes en las que se ve juntos a Segarra y Bernat, antes de la desaparición del segundo, así como capturas de vídeo del sospechoso comprando el material con el que supuestamente se llevó a cabo el crimen y retirando en varios cajeros el dinero sustraído a la víctima.

David Bernat falleció por asfixia entre el 25 y el 27 de enero Bernat, de 40 años y natural de Lleida, fue visto por última vez con vida el pasado 20 de enero, un día después de llegar a Tailandia procedente de Irán, en compañía del presunto asesino.

Díez días más tarde se encontraron las primeras partes de su cadáver en el río Chao Phraya, que atraviesa Bangkok y donde luego fueron hallados otros trozos del cuerpo diseminados en el agua.

El equipo forense determinó que la víctima falleció por asfixia entre el 25 y el 27 de enero.

La Policía tailandesa cree que el motivo del secuestro y extorsión de Bernat tuvo como objetivo lograr el acceso a sus cuentas bancarias en Singapur, de donde se transfirieron "grandes cantidades de dinero" a la cuenta de Segarra.