Movil similar al denunciado
Movil similar al denunciado GUARDIA CIVIL

Tal y como ha explicado en nota de prensa la Guardia Civil, efectivos de este cuerpo han investigado a un varón por su presunta autoría en los delitos de denuncia falsa (simulación de delito) y estafa en grado de tentativa.

Según relató en su denuncia, cuando paseaba en compañía de su pareja por el recinto ferial de Murillo de Río Leza (La Rioja) fue abordado por la espalda por una persona que le arrebató el bolso que contenía diferentes efectos en su interior, entre ellos dinero y un teléfono móvil de última generación marca iPhone 6.

Las actuaciones llevadas a cabo por Agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil en Logroño determinan que los hechos denunciados nunca se produjeron y que el investigado había seguido utilizando el terminal móvil denunciado como sustraído, además de haber dado parte a su seguro con el propósito de obtener una indemnización por el robo.

La Guardia Civil ha insistido en que las falsas denuncias provocan que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado inviertan tiempo y recursos humanos y materiales en averiguar unos hechos falsos, impidiendo que esos medios se utilicen para la investigación de otros delitos con víctimas reales, generando grave perjuicio a los ciudadanos y a la administración.

La Guardia Civil investiga todas las denuncias que se presentan para actuar en consecuencia contra los presuntos autores. Así, denunciar hechos falsos, simular delitos y utilizar los justificantes de denuncias-falsas para reclamar al seguro la indemnización o reposición de los efectos sustraídos son ilícitos penales, que pueden conllevar penas que oscilan desde los seis meses hasta los dos años de cárcel; o multas que irían desde los tres hasta los veinticuatro meses, en función de la gravedad del delito simulado.

Cuando un ciudadano presenta denuncia es informado de la obligación legal que tiene de decir la verdad (Art. 433 de L.E.Cr.) y de la posible responsabilidad penal en que pueden incurrir en caso de acusar o imputar falsamente a una persona una infracción penal o con temerario desprecio hacia la verdad, simular ser responsable o víctima de una infracción penal o faltar a la verdad en su testimonio (Art.s del 456 al 458 del Código Penal).

Consulta aquí más noticias de La Rioja.