Mina en Ponferrada
Vista de una de las explotaciones de Villablino. Foto: MSP.

Olvido Menéndez y Raquel da Costa son las dos primeras mujeres que desde hoy trabajan en la Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP) para trabajar en la explotación de El Feixolín de Villablino como conductoras de "dumpers", vehículos destinados al transporte de materiales ligeros-.

Trabajo entre hombres

El trabajo de conductor de dumpers hasta ahora era desarrollado por hombres, por lo que Menéndez, de 23 años, afirmó en Villablino (León) que no está habituada a trabajar entre hombres, puesto que se había dedicado al sector de la limpieza.

Menéndez, de 23 años, aseguró que "nunca había trabajado en empleos que a primera vista pueden parecer de hombres; pero ahora estaba buscando trabajo y apareció esto".

"Ser conductora de dumpers es un oficio que me gusta"

De momento, la joven trabajará como copilota durante quince días con un compañero que les enseñará el manejo fundamental de la máquina, y luego "seremos nosotras, al igual que los hombres, las que nos ocuparemos personalmente del dumper", explicó.

Junto a ella, se incorporó otra joven de 21 años, Raquel Da Costa, quien sí está "acostumbrada a trabajar entre hombres", puesto que ya estuvo empleada como oficial de segunda en el sector de la construcción e incluso fue picadora de una mina.

"Ser conductora de dumpers es un oficio que me gusta", afirmó la joven, quien destacó que el recibimiento que ha tenido en la empresa por sus compañeros "ha sido muy bueno", por lo que invitó a otras mujeres a que se animen a trabajar en el sector.

Estas dos jóvenes son pioneras en Laciana en este oficio y antes de conseguir el puesto de trabajo realizaron una entrevista previa y un reconocimiento médico.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LEÓN