Unas 3.000 personas se suicidan a diario en el mundo, lo que significa que cada tres segundos alguien se quita la vida, un enorme problema de salud pública que es evitable, según afirmó este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La entidad sanitaria de la ONU señala, con motivo de la celebración del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que las estimaciones revelan que por cada persona que se priva de la vida, 20 o más han intentado hacerlo.

1,1 millones de suicidios al año

La OMS estima que la mayoría del más de 1,1 millones de suicidios que se llevan a cabo cada año se podría prever y evitar. Para ello, es necesario que se adopten las medidas adecuadas por parte de las autoridades sanitarias nacionales y se garantice un tratamiento adecuado a las personas que padecen de trastornos mentales.

 

La mayoría de los casos tiene lugar entre adultos de más de 60 años
Según la organización, el promedio de suicidios se ha incrementado en un 60% en los últimos 50 años, en particular en los países en desarrollo. Además, es actualmente una de las tres principales causas de muerte entre los jóvenes de 15 a 34 años, aunque la mayoría de los casos se reporta entre adultos de más de 60 años.

Asimismo, la OMS pone énfasis en que cada suicidio o tentativa provoca una devastación emocional entre familiares y amigos, un impacto que puede perdurar por muchos años.

Principales factores

La OMS y la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (AIPS) consideran la importancia de reforzar todos los programas para identificar y prevenir el comportamiento suicida.

En 2006, la OMS y la AIPS indicaron que según investigaciones realizadas el factor que más predispone es la depresión, pero que hay otros muchos que aumentan la propensión al suicidio, como trastornos bipolares, abuso de drogas y alcohol, esquizofrenia, antecedentes familiares, contextos socio-económicos y educacionales pobres o una débil salud física, entre otros.