Fan eurovisivos
Un fan del Festival de Eurovisión se pinta la cara en Düsseldorf. ¡Todo sea por Eurovisión! Oliver Berg / Efe

El Festival de Eurovisión es uno de los eventos musicales que despiertan más interés entre el público europeo. Año tras año, desde hace más de seis décadas, el certamen reúne frente al televisor a millones de espectadores emocionando a unos, divirtiendo a otros e, incluso, generando repulsión en ciertos sectores. Sin embargo, y a pesar de su enorme popularidad, el concurso es un desconocido para gran parte del público. De esta manera, multitud de curiosidades han caído en el olvido y, al mismo tiempo, gran parte de la historia del festival permanece oculta para muchos de sus seguidores.

Un festival con orígenes italianos. El Festival de Eurovisión nació en 1956 inspirándose en el Festival de San Remo, un evento musical celebrado anualmente en Italia desde 1951 que gozaba de gran popularidad en el país y en el que habían participado importantes figuras de la música italiana como Domenico Modugno o Claudio Villa.

Noruega, récord de últimos lugares. El país nórdico ha acabado en última posición ni más ni menos que en once ocasiones, o lo que es lo mismo, en uno de cada cinco festivales en los que ha participado. No obstante, los noruegos se han proclamado vencedores tres veces.

El idioma que más veces ha ganado el concurso es el inglésEl idioma más laureado es el inglés. Las estadísticas hablan por sí solas: de las 60 canciones que han ganado Eurovisión, 30 han sido cantadas en inglés. Esto no siempre ha sido así, pues el francés, que ha vencido en 14 ocasiones, fue el idioma con mejores cifras hasta 1997, año en que fue alcanzado en triunfos por la lengua de Shakespeare.

Portugal, los menos afortunados. De todos los países que compiten en Eurovisión, Portugal es el que ostenta el peor palmarés. La nación ibérica ha concurrido en 48 ocasiones y, sin embargo, no ha ganado ni una sola vez. Para colmo, los lusos no han sido capaces de colarse entre los cinco primeros clasificados en ninguna edición, consiguiendo su mejor posición en 1996, cuando quedaron sextos.

Marruecos participó en Eurovisión. Tan cierto como difícil de creer. El país africano envió una delegación a La Haya en la edición de 1980. Hay rumores que afirman que los organizadores invitaron a Marruecos a participar para reemplazar a Israel, que había decidido no presentarse aquel año. No tuvieron mucha suerte, pues recibieron tan solo 7 puntos, todos ellos procedentes del jurado italiano.

Marruecos participó en Eurovisión pesar de ser un país africanoSpain is different. Tras la victoria de Massiel en Londres el año anterior con su “La, la, la”, la organización del festival de 1969 recayó sobre Televisión Española. La gala, celebrada en el Teatro Real de Madrid, tuvo un final inesperado, al acabar en un cuádruple empate en la primera posición entre España, Francia, Países Bajos y Reino Unido. Laura Valenzuela, que presentaba el concurso, quedó desconcertada al observar el inesperado desenlace, preguntando en directo al supervisor ejecutivo allí presente qué era exactamente lo que debía hacer. Ni antes ni después ha ocurrido algo similar en el eurofestival.

La ganadora más joven. Aunque hoy existe una versión Junior del festival, durante décadas no existió un límite de edad para los participantes en Eurovisión. Es por eso que, en 1986, la belga Sandra Kim ganó el concurso con tan solo 13 años. No obstante, el récord al concursante con menor edad sobre el escenario lo ostenta Nathalie Pâque, que representó a Francia en 1989 con tan solo 11 primaveras. Actualmente no se permite la participación de menores de 16 años.

Récord de puntuación a ritmo de violín. A pesar de los malos resultados, Noruega ha conseguido sobresalir en varias ocasiones, sobre todo en 2009, cuando Alexander Rybak y su Fairytale se alzaron con la victoria reuniendo la friolera de 387 puntos, una cifra nunca antes conseguida ni después superada o igualada.

Los eternos segundos. El Reino Unido ostenta un doloroso récord: ha quedado en segunda posición ni más ni menos que en 15 festivales. Aunque muchos países quisieran para sí este palmarés, el asunto ha sido frecuentemente objeto de debate entre los británicos. De hecho, Lulú, ganadora en 1969, afirmó que habría sido “horrible acabar segunda como tantos otros británicos antes que ella”. A pesar de todo, el Reino Unido ha ganado 5 veces.

El “Big Five”. Una de las mayores controversias del festival reside en el hecho de que algunos países estén clasificados automáticamente para la final. Estos países son España, Italia, Francia, Alemania y Reino Unido, y su estatus de “intocable” se debe a que son el sostén económico del concurso. La norma se estableció en 1996 depués de que Alemania quedase por primera y hasta el día de hoy única vez eliminada de la competición.