Si busca diversión, color y modernidad.., dese una vuelta por la nueva Alameda

Paseo, lugar de encuentro, charlas, citas, tapas y copas. Con 11.200 metros cuadrados, la Alameda de Hércules se ha convertido en el mayor lugar de restauración de Sevilla. Y en pleno centro. Libres, sin las limitaciones ni mimetismos propios de los centros comerciales, más de 30 bares de tapas, copas y restaurantes se distribuyen por los márgenes de este rectángulo arbolado.

Lo más nuevo. Almanara, luz que te guía en árabe, es un vegetariano integral, un espacio fresco, puro diseño y luz. Con un interior en azules añil, blancos puros y madera, viene a engrosar la lista de negocios con nombre femenino y en su mesa hay platos con tofu o seitán , timbales, tortillas vegetales y ensaladas. Dos personas comen bien con vino por unos 10 euros. Carta de vinos vegetarianos y ecológicos.

De 10 a 200. Junto al cine Alameda está uno de los puntos más populosos a la hora de la cena. El histórico bar Las Columnas ha pasado de estar solo a verse rodeado. A su derecha un italiano, Al Solito Posto, con una cocina para comer bien y rápido. En la esquina, el restaurante la Casa Sacristía Santa Ana Hallamos platos de autor inspirados en la cocina tradicional andaluza. Se come por unos 30 euros. Junto a él, uno de los más solicitados: Casa Paco. Tapas sencillas y ricas, con productos naturales y una cuidada presentación. Se aconseja llegar temprano. Tapa a 2.50 euros.

Comer con tiempo. En la entrada desde Trajano, dos restaurantes para comer tranquilos y sin apretones. En el árabe El Jalily, su cocinero, de Casablanca, hace platos sirios, griegos, marroquíes y vegetarianos. Tienen más de 25 tés de diferentes países y bebidas árabes. El otro, Il Forno, uno de los primeros restaurantes de la Alameda en abrir. Su carta recoge platos de diferentes partes del mundo. Fajitas de pollo, pizzas, pasta, ensaladas  y carnes. Puedes comer bien por unos 15 euros.

Diseño y vinos. La Mata 24 y La Boca Agua han mimado el diseño de sus locales plantados en la mítica esquina de El Habanilla. La Mata, con una clientela muy fiel, ofrece una cocina creativa basada en productos mediterráneos. Y para los amantes del buen vino, La Boca Agua abre su vinacoteca con cocina platos creativos impregnados de recetas del mundo.

Algo más. Otros mezclan cocina y copas, como el Diablito, junto al cine, o el República, el local más moderno e innovador de la Alameda. También hay otros alternativos, como La Sirena, donde hacen cus cus los domingos; nuevos, como El Corralito; y otros que viven a la sombra de este histórico lugar de Sevilla, como la Madraza, para muchos el mejor bar de tapas de la zona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento