Kate (dcha) y Gerry McCann
Kate (dcha) y Gerry McCann.

En las únicas declaraciones que ha dado en las últimas horas, Gerry McCann, el padre de la desaparecida Madeleine , expresó al periódico británico News of the World que está preocupado por el tratamiento que les ha dado la policía y la presión que sufren para resolver el caso.

"Creemos estar en nuestra peor pesadilla pero cada vez se vuelve peor y peor", lamenta el padre de Madeleine que asegura, según la edición electrónica del periódico: "no hemos matado a nuestra hija pero estamos luchando por nuestras vidas".

Como padres, no podemos abandonar a nuestra hija hasta que no sepamos qué ha ocurrido (a su llegada a Londres)

Los McCann ya han llegado a Reino Unido y han declarado que no abandonaran la búqueda de la niña.

"Como padres, no podemos abandonar a nuestra hija hasta que no sepamos qué ha ocurrido", dijo el padre con tono emocionado al llegar al aeropuerto de East Midlands (centro de Inglaterra), mientras él y su esposa sostenían en brazos a sus dos hijos gemelos.

Los McCann, que han manifestado su indignación por las acusaciones de que mataron accidentalmente a la niña y ocultaron el cadáver, regresaron a su país tras dejar la casa que habían alquilado en Portugal.

Tranquilizantes para dormir

Brian Healy, el abuelo materno de la pequela desparecida en el Algarve, ha alimentado las especulaciones sobre la posible administración de somníferos a la pequeña , con unas nuevas declaraciones.

"Kate simplemente podría haber usado Calpol para que la niña durmiera mejor", explica el abuelo, según publica el diario El Mundo.

Diarios posicionados

Los diarios británicos se han posicionado en el caso. The Daily Mail apoya la hipótesis de la policía portuguesa y titulaba hoy en su primera página: "¿ Por qué había sangre en el coche? ¿La drogó usted aquella noche? Confiese y sólo le costará dos años", en clara alusión al ofrecimiento de la policía portuguesa a cambio de autoinculparse.

Por su parte,The Sun tiene clara la inocencia de los McCann y tilda las acusaciones de "burlescas" porque lo único que se pretende es "cerrar pronto el caso".