Bing Xing (Estrella de hielo), y Hua Zui Ba, (Boca coloreada), los dos osos panda que el Gobierno de China ha regalado a España, llegaron el sábado hacia las tres de la tarde al aeropuerto de Madrid después de 35 horas de vuelo y fueron trasladados al zoo madrileño.

La pareja de osos llegó al pabellón de Estado de la Terminal 1 del aeropuerto, donde habitualmente son recibidos diplomáticos y mandatarios extranjeros.

L os animales han sufrido mucho estrés durante el viaje

La hembra, Hua Zui Ba, de cuatro años, llegó durmiendo. Sin embargo el macho, Bing Xing, sacó la cabeza para saludar a los fotógrafos que esperaban su llegada.

Mucho estrés

Los animales han sufrido "mucho estrés" durante el viaje, que duró más de 35 horas , aseguró el director técnico del Zoo-Aquarium de Madrid, Jesús Fernández.

Fernández concretó que el macho, Bing Xing, se mostró "tranquilo" desde la salida de la reserva china de Chendong, donde vivían hasta ahora, mientras que la hembra, Hua Zui Ba, estuvo más nerviosa, no comenzó a comer hasta doce horas antes del aterrizaje y sufrió "hiperventilación" a su llegada a Madrid a causa del calor.

"Todavía sigue existiendo un riesgo", explicó Fernández, "sobre todo en el caso de la hembra, que es muy joven y ha sido recientemente separada de su grupo", un hecho que se suma a la cantidad de "ruido, gente, calor y agentes nuevos" a los que los osos se han tenido que enfrentar, apuntó el veterinario.

Sin calmantes

Sus cuidadores indicaron que ninguno de ellos habían recibido calmantes u otro tipo de medicación durante el viaje y posteriormente fueron trasladados al zoo, escoltados por la Guardia Civil.

La pareja de pandas serán el nuevo atractivo del zoológico, cuyos responsables esperan que puedan tener descendencia.

"La idea es reproducir. Es verdad que la hembra tiene un solo celo al año y que sólo dura dos días. Es muy importante detectarlo con cierta exactitud par poder reproducir", dijo a RNE la veterinaria del zoo María Delclaux, horas antes de la llegada de los pandas.

Desde Chulín

El Zoo Aquarium de Madrid no cuenta con pandas gigantes desde el fallecimiento de su mascota Chulín en 1996, una situación que cambió tras la visita de los Reyes a China el pasado mes de junio.

Pekín obsequió a España con estos dos pandas gigantes como regalo de "buena voluntad".

En 1978 también había regalado otra pareja de osos a los monarcas, que al igual que en esta ocasión, los donaron al zoológico madrileño. Ambos fueron los padres de Chulín, el primer oso panda nacido en cautiverio en Europa occidental.

El panda gigante, que se encuentra sólo en China, es una de las especies en mayor peligro de extinción. Se estima que unos 1.000 ejemplares viven en la provincia de Sichuan, en el suroeste, y en las provincias de Shaanxi y Gansu, en el noroeste.