Margallo nombra a un centenar de cargos en Embajadas y Consulados, entre ellos al representante en Palestina

  • MADRID, 25 (EUROPA PRESS)
Margallo
Margallo
EUROPA PRESS

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha nombrado a un centenar de cargos en Embajadas y Consulados por el procedimiento de libre designación que prevé el Reglamento de la Carrera Diplomática, según ha publicado el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Entre ellos no figura ningún embajador, ya que el jefe de la diplomacia renunció a nombrarlos en el final de la legislatura, por respeto al próximo Ejecutivo que se formase tras las elecciones. Pero es que además cambiar a un embajador a los pocos meses de ser nombrado no da una imagen buena de España y es algo que se intenta evitar.

El último embajador al que nombró el ministro fue al representante en Lisboa, Juan Manuel de Barandica, en agosto pasado. Desde entonces no ha habido más nombramientos de jefes de misión, ni siquiera en aquellas representaciones afectadas por fallecimiento, jubilación o cese del embajador.

Esta situación contrasta con lo que ocurrió durante el mandato de la socialista Trinidad Jiménez al frente del departamento, donde procedió al nombramiento de embajadores -en la mayoría de los casos altos cargos del Ministerio con ella como ministra- hasta poco antes de los comicios de noviembre de 2011.

EMBAJADOR DE FACTO EN PALESTINA

En el listado de nombramientos realizados por García-Margallo figura

el cónsul general en Jerusalén, que actúa de facto como el representante español en Palestina. Para este puesto, García-Margallo ha elegido al diplomático Rafael Matos, que ha sido embajador en Haití y Qatar. El resto de los puestos cubiertos se corresponden con el cargo de cónsul general, segundas jefaturas o consejeros de misión.

El puesto de cónsul general en Jerusalén, junto al de otros ocho puestos que figuran en el listado, son considerados por el PSOE de especial sensibilidad como para que los nombre un Gobierno en funciones.

Se trata de los únicos puestos del listado que no se sometían al procedimiento general que establece el Reglamento de la Carrera Diplomática, que obliga al ministro a escuchar la propuesta de la Junta de la Carrera Diplomática, el órgano asesor del ministro en materia de ascensos y nombramientos. Aunque la propuesta de la Junta de la Carrera Diplomática no es vinculante, es habitual que el ministro se ajuste a su propuesta.

Los nueve puestos cubiertos en contra del criterio del PSOE son, además del consúl general en Jerusalén, los cónsules en Nueva York y La Habana, que han recaído en el director de la Oficina del Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, Rafael Conde, y el subdirector general de Cancillería, Carlos Pérez Desoy, quien ya estuviera destinado en la isla en dos ocasiones anteriores.

El PSOE también pidió al ministro que se abstuviese de nombrar a las segundas jefaturas en las embajadas de Irak, Alemania, Venezuela, Afganistán, Guinea Ecuatorial, y la representación permanente en la OTAN, y dejara estos puestos vacantes hasta que hubiera otro Ejecutivo.

En cambio, García-Margallo ha nombrado para estos puestos a Daniel Losada (Bagdad), que fue consejero en el gabinete del ministro; Juan Antonio Martín Burgos (Berlín); José Hornero Gómez (Caracas), que ha sido asesor en asuntos internacionales en el Ministerio de Defensa con el actual Gobierno; Miguel Heine Fernández-Mazarambroz (Kabul); Marco Antonio Peñín (Malabo) y María Elena Gómez Castro (Representación Permanente ante la OTAN).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento